lunes, mayo 07, 2007

40. Restando días para el final de curso


(Ilustrativa viñeta de Forges para referir el acuciante problema de la vivienda, ahora que vamos dando pasos encaminados al respecto. Siento que no tenga nada que ver con el post...)
Porque ya no queda nada y no es pecar de optimismo. Después del macropuente de mayo, está “tol pescao vendido”, como decía el guiñol... En clase, sólo queda tener paciencia, que me he propuesto ser más dialogante y menos gritón, todo sea por hacer caso de modelos de pedagogía que he leído últimamente... Eso sí, en el aspecto de paciencia, con los de diversificación hay que tener mucha. No se les puede sacar de sus casillas. Intentas alguna cosa nueva y no quieren, ellos prefieren que les dicte y que ellos, cuales borregos que aspiran a ser, copien. Vale, vale, incluso les quito el examen de pasado mañana, pero van a trabajar el doble.

Con los pequeños, mejor no hablar. Hasta ellos me preguntan que por qué tengo tanta paciencia (no se meten en mis pensamientos, por fortuna...). Entre lo que he dicho antes y que los partes en este instituto tienen menos relevancia que un cero a la izquierda, ahí está su respuesta. Tampoco me voy a poner a pelear contra ellos, aunque alguna guantada me hubiera pedido el cuerpo darla...
(Sin ir más lejos, a dos de primero que son de un carácter prepotente, maleducado y que se creen superiores al resto, tampoco entiendo basándose en qué motivos, que al hablarles el viernes de los castrati, se ve que el tema excitó sus hormonas y a uno de ellos le llamé la atención muy seriamente cuando hacía gestos obscenos de lo que suele hacer cuando le dejan solo en el cuarto de baño:

¿Tú eres tonto del culo?, creo que le dije...
(Vale, ahí lo de la paciencia se me fue).
Y me contesta el otro que a una profesora el año pasado por insultar a un alumno le echaron, a lo cual le repliqué yo:
Tú dices lo del insulto y yo le digo a tus padres y a jefatura los gestos que estabas haciendo.
¿Se puede considerar eso chantaje?... El caso es que no me replicó).

Próximamente (este viernes podría ser) empezaremos con el baile. Mi compi de música me tiene que dar clase antes. Si consigo sobrevivir a la vergüenza y a mi nula capacidad de ritmo, empezaremos (no, no se permite la entrada, ni cobrando).

Y como aspectos más destacados de días atrás, podría hablar de una obra de teatro que representó nuestro instituto, preciosa, llena de sensibilidad, de ritmo escénico, de fuerza, de mensaje (sobre la juventud y los valores que en la poesía podían encontrar para reafirmarse), mezclando distintas artes (flamenco, danza, poesía...), simplemente con un proyector de imágenes y un cd de música. Fabuloso. Conocía del viaje de fin de curso a tres niñas y a otra de jugar al fútbol con ella y no se podía sino felicitarlas, qué emoción, verlas dominando la escena de ese modo. Tienen una profesora que no para de innovar y que le da vida al centro.

¿Qué más? Poco más que recuerde, salvo alguna que otra conversación surrealista:

Profe, ¿te puedo hacer una pregunta? ¿La píldora se la pueden tomar también los hombres para evitar embarazos?
(Todo esto en mitad de clase, porque esta niña entre que no sale del monotema y que cuanta más audiencia tenga, más burradas suelta...)

14 comentarios:

sauriksr dijo...

Creo que lo mejor es ir de igual a igual, pero sin excederse, porque les das la mano y te cogen parte del cogote.

Lo sé porque yo también doy clases (voy de importante), y no me sirve de nada ponerme a chillar. Sí, va bien para que se callen. Pero eso crea tensiones. Mi técnica es callar y mirarlos indiferente, hasta que callen. Tú no gritas y al final obtienes lo que quieres.

¿Sabes quien me recomendó el libro? Nuestra querida Laurita. Y le estoy MUY ENORMEMENTE AGRADECIDA. Me gustó tanto que en menos de tres horas ya lo había engullido. Y lloraba. Y me sentía entre ellos tres en la cama. Y proyectaba sentimientos en mi vida. Y sentía que yo también sabía lo que era demasiado amor. Y duele cuando esa torre se viene abajo.
Espero que tus alumnos no lo desprecien, por el hecho que es una lectura escolar.

Ahora tengo "incidente de un perro a media noche". Tengo ganas de leerlo...así que creo que hoy es un buen día para estrenar la primera página.


¡¡¡Buenos [lo que seaaaaaa]!!!
Muá

[Doctor JB] dijo...

¿Chantaje, eso? Qué va, eso es... eeeh... una maniobra educativa que está permitida. O debería :p

Ambrosía dijo...

Pues sí, a estas alturas de curso, lo mejor que podemos hacer los profes es cargarnos de paciencia y economizar nuestras propias fuerzas para poder llegar a finales de junio; los chavales están insoportables, será quizás por el cansancio de la sexta hora, o bien porque las nuevas generaciones, no es que suban pisando fuerte... es que arrollan.
En cuanto al arte que tienen para la escenografía, a mi me pasa lo mismo, me quedo con la boca abierta de ver lo bien que lo hacen, y digo yo que algo bueno han de tener, si no sirven para los libros, servirían para otras cosas, sólo es cuestión de averiguar que les motiva.
Ánimo con el baile ...que tu puedes
Un beso....

Weekend dijo...

Acabo de descubrir tu blog y me encanta. Ahora no soy profe de instituto pero lo fui durante una sustitución de maternidad y te entiendo perfectamente. Es desesperante. Admiro tu paciencia.

Un día también tuve un problema con una alumna de 1º de ESO. Do dejaba de hablar y le dije que parecía una verdulera. Me dijo que no la insultara y yo le pregunté que si sabía lo que significaba. Por supuesto me dijo que no y le contesté que cuando lo buscara en el diccionario hablábamos de si la había insultado o no.

A otro le dije que parecía tonto y se cabreó. Yo le respondí que parecer no es lo mismo que ser y que si no era tonto que dejase de comportarse como si lo fuera.

Pero el mejor fue uno que me tenía harta y le solté sin poder conteneem: Tú eres tonto y en tu casa no lo saben. La risotada de la clase fue general y el alumno, de la vergüenza se puso tan rojo que no volvió a decir ni mu.

Muchísimos ánimos para sobrellevar la jungla de la pizarra. Y mucha suerte con todo.

Anónimo dijo...

Ufff!, ya estamos en la cuenta atrás... ¡id pensando en destinos para vuestras vacaciones!. Aunque a estas alturas del curso ya hayamos aprendido algún puñado de estrategias más para lidiar con los alumnos, también es cierto que también tenemos menos reflejos para aplicarlas a causa del cansancio. Lo que cuentas que te dicen tus alumnos de que tienes mucha paciencia es curioso porque a mí me dicen casi lo mismo. Si le digo a un expulsado: “si tú estuvieras en mi lugar ya hubieras puesto el parte hace media hora”, la respuesta de la clase es que hubieran hecho cualquier barbaridad (expulsarlo todo el curso, chillarle a tope al oído, etc.). Creo que nuestro oficio se hace un poco más difícil por culpa de los padres: un padre permisivo convierte a un hijo en un verdadero tirano. Una compañera dice que a más de uno deberían quitarle la custodia igual que hacen con los carnets de conducir cuando se hacen burradas… Un ejemplo: si unís a un crío con rasgos de hiperactividad un padre coñazo tendréis como resultado que todo lo que haga estará justificado.
Una anécdota: el otro día le dije a una alumna que vi por el pasillo que tirara el chicle y en cuanto entré en clase (a las dos semanas porque era un Refuerzo y no había venido hasta ese día, ya podéis imaginar…) vino con ganas de liarla porque la había señalado con el dedo y la había ofendido (…?). La cosa se desarrolló así: la miré a los ojos, le sonreí, posé levemente mi mano en su brazo y le dije: “¿tú tenías un chicle no?, no me digas que te ofendí, mujer, anda, anda…”, seguí hacia mi mesa y ya no la miré más. Ella se quedó totalmente desarmada porque esperaba un enfrentamiento. Ya véis: los profes damos muchas asignaturas y nos examinamos diariamente de otras pocas... Si tenéis truquillos de disciplina nos vendría bien comentarlos.Capeando el temporal.

lauraconchocolate dijo...

Siempre he querido hacer esto: ¡ir de blogs desde el trabajo! Y tú has sido el afortunado, cómo no, jajaja ;-)

Estoy con -tachado-mi portátil -tachado- el portátil de mi padre, conectada a Internet, mientras mi jefe, que lleva una camiseta de un graffiti (jajajaja) y me cuenta lo mal que lo pasa en verano por el calor, está escribiendo en su libreta mágica (que yo le digo que es un despreocupado por el medio ambiente, escribe 4 palabras por hojas...) una serie de ideas sobre su proyecto de no sé qué y ahora cuando acabe se supone que me las va a explicar para que yo las redacte, porque él se cree que no sabe escribir, ¡y no es verdad! Pero mira, mejor, que si no yo aquí no tendría nada que hacer :p

La viñeta me ha encantado, jajaja. Pobrecito mío ;-)

Y bueno, si quieres sobrevivir a la recta final del curso, asimila que ahora pasan de Castrati, de si bemoles o de comunidades autónomas. Ahora sólo tienen en la mente los bikinis, los helados de fresa en la playa y el veranito tan chachi que se van a pasar jugando a la Play si "sólo" suspenden siete :p

-INTERRUPCIÓN PATROCINADA POR EL JEFE- Tengo que currar. Stop.
Yo no he estado aquí :p
(Diiooooosssss, está cantando a Paulina Rubio, jajajajaja, jajajajaja, es que no le pega nada, jajaja, pero dice que le flipa la música así. Ayyy, que se me pone a bailaaar)

BESEEEETSSSS

Jajajajajaja, te cuento lo que acaba de decir, jajajajaja, jajajaja.
-¿Sabes cómo nos podemos forrar?
Todos: ¿¿¿¿Cómo????
-Camisetas "Freddom for Pantoja"

Jajajajajajajaja

yahoraquebonita dijo...

El chantaje o intercambio d favores es una leccion basica, asi q es tu obligacion mostrarselo
Q como dice un amigo mio en tu situacion... son animalitos bautizaos y necesitan muestras d civilizacion

Un besazo y tienes razon, ya no queda nada

lauraconchocolate dijo...

Anda, que yo también... freedoooooom.

Alicia dijo...

Jajajaj muy bueno.

Ayla dijo...

Desde luego yo no sé de donde sacas tanta paciencia... Yo creo q no tengo ninguna... Quiza por eso no me motiva ser profe!
Besotes

Eris dijo...

Paciencia? mira, la mitad de los que han escrito esas teorías educativas no han visto a un diablo de estos de cerca en su vida! bueeno vale, algunos sí, pero es que es muy difícil mantener la paciencia cuando te queman tanto!!! menos mal que luego tiene sus gratificaciones (que sí, que sí, que alguna debe tener si nos hemos metido en esto...). Lo bueno de las clases particulares es que te encuentras a solas con el niño, sin vigilancia y con vía libre para... darle collejas... te quedas de tranquila... ufff!!! jajaja

haberle dicho a la niña que sí.. y cuando se viese a su novio con tetas.. hablábamos :D jajajaja que malvada.. en realidad no lo soy tanto eh? :D

Por cierto, muy guay el viaje!! siempre me han gustado mucho como alumna.. pero no se si me atrevería a ir como profe.. ya veremos con el tiempo :D jajajaj

Bessitos

Kate dijo...

Hola, te leo desde hace tiempo y me encantan tus historias,aunque es la primera vez que te dejo un comentario.

Saluditos :))

lauraconchocolate dijo...

A propósito de tu viñeta...

Hoy con El País me han regalado (bueno, regalado a cambio de 1 euro, claro) tres tazas súper graciosas de Forges ;-)

Y ahora, adopto voz de anuncio:
¡¡¡Corre a por ellas!!!

En fin, y después de este lapsus y este momento de evasión que no quiero concluir (mamááááá) retomo la PUTA organización y el PUTO régimen jurídico de la PUTA radiotelevisión pública. Que sí, que a mí también me gusta la tele, pero no estooooooooooooooooooooooooo.

Mua. Snif.

GraceNoPerdona dijo...

Pues dile a la niña que no le dé la píldora a su novio no vayamos a que acabe con voz de vicetiple (son estrógenos....).
Menos mal qu ete queda poco para las vacaciones...