lunes, diciembre 03, 2007

61. Un problema de narices...


Vale. Uno es especialmente delicado en asuntos relativos a los (mal)olores. Que en el metro en ocasiones tenga que contener la respiración (o directamente marearme), pase; que algún alumno posea un déficit en los hábitos higiénicos, pase también (pero que pase con la ventana abierta). Pero si os digo que el tufo proviene de una compañera de departamento, ¿qué hacer?

(Aparte de huir del departamento cuando aparezca, claro).

Agh. Menos mal que no soy el único en haberlo notado. Esa especie de mezcla entre sudoración, ropa no lavada en semanas y colonia barata para intentar disimular son un cóctel fatídico.

Por lo demás, estamos a punto de las evaluaciones, justo a la vuelta del ansiado puente. Creo que son demasiado temprano, pero poco podemos decidir en eso. Luego a ver cómo se lidia durante dos semanas con alumnos que ya se creen que han acabado. Supongo que con un poco de exámenes, un poco de biblioteca y un poco de películas (si puede ser, de algún libro leído).

Siento haber confundido (y asustado) a algunos con el juego del test de la entrada anterior; pensaba que con la foto de los bombones sería suficiente... En esta entrada, las ratitas mueltas en forma de zapatillas también acompañan al tema de hoy...

9 comentarios:

istharb dijo...

Perdio!!!!!!!!!!!!!

No haceis amigo invisible??? igual una pastillita de jabón para tú compañera...

En cuanto a lidiar con los chicos/as uff, no me gustaría estar en tú pellejo!!!

Un beso

Meg dijo...

Yo también sufrí un compañero de trabajo que no se lavaba mucho. O no lavaba mucho la ropa. Pero me sorprendió conocer a su madre, parecía una señora de esas que llevan la casa en perfecto estado de revista...

LauraConChocolate dijo...

Yo lo que me pregunto es...
Este tipo de personas... ¿se darán cuenta de que van "perfumando" cada habitáculo en el que entran?
¿Son conscientes de su grave problema?
¿O por el contrario permancerán ajenos a lo molesta que resulta su compañía?


En estos casos, no vendría mal un Jim Carrey (ups, creo que odias a este tipejo) en Mentiroso Compulsivo para que le dijera a tu compi la verdad: ¡hueles mal!

Mira, mira, te he pensado un lema:
-"Lo peor no es que huela mal... chan, chan... lo peor es que es mi compañera de trabajo".

Ay, qué arte tengo y en mi casa no lo saben.

Molts besets pre-navideños y pre-cumpleañeros :)

Musi dijo...

Para esos temas yo reconozco que soy mucho más delicada que tú, es oler algo mal y tengo que irme o vomito. En el metro lo paso fatal y me tapo con la bufanda todo lo que puedo pero a veces no sirve!!!!

Merx dijo...

Dios que asco, es q hay quien se pone esas alpargatas???.... solo de verlo me pongo mala...

Yo sufrí una compañera de clase, al final acabamos diciendoselo, pq era repugnante, pero no sirvió de nada.... el que es espeso, lo es y punto...

Un besito

sauriksr dijo...

¡¡Este post me viene que ni pintado!!

Ayer me pasé toda la noche conmi hermano (a veces me sale el ramalazo tierno; pero luego insulto y pego, para que no se confundan) y uno de los temas que hablamos fue el siguiente:

- Una de mi clase (que por cierto esa una tiene una especie de fotolog en la que cuelga fotos suyas y se dedica a acosar a mi hermano con comentarios del estilo "Marc a ti taNVien te quiero"...) huele a pipi, uf, qué mal huele.
- ¿Que huele a pipi dices?
- Sí, y lo más gracioso es que el de detrás mío también huele a pipi
- Vaya, la clase de los meados
- no,no, espera. Que la otra que huele a pipi se burló el otro día del de detrás, porque OLÍA A PIPI
- jajajaajajajajajajajjajajajaa, pobrecita, si ella supiera...


Así que no; no son conscientes de sus pestes. Básicamente porque el olfato es un sentido que se habitúa muy rápidamente (pensemos en qué pasa poco después de ponernos una colonia), así que igual un día olió a podrido, pero lo asoció a otro estímulo; como ya no debe olerlo (porque se ha habituado), la pobrecita ya ni se debe lavar, porque igual piensa que huele a neutro...


... dónde iremos a parar.


P.D: De la foto anterior, mira que están malos los bombones esos del "after"...ohhhh, como el mazapán deben ser, que nadie se los come. Todos histéricos a por la caja roja; a por ella, sin compasión alguna.
P.D.2: No te pienses que me olvido; sé que todavía tengo que mandarte material interesante referente a la psicología de la educación... ;) (Lo que pasa es que soy vaguilla)

Glory dijo...

Y ella no se da cuenta de su rastro? jaja Lo del amigo invisible que he leido por ahi no es mala idea... jajaja

Las zapatillas son un poco grimosas jajaja

Interino Garin dijo...

Buafff. Que situación más incómoda. A ver quién le pone el cascabel al gato.

Pues yo tuve las evaluaciones antes del puente así que imagínate como están los niños. Hoy me han dicho ¡los de bachillerato! que si vamos a seguir dando clase, porque para dos semanas de nada que quedan...

Y los de 3º, que les ponga una peli de matemáticas como Troya (??). Están como una cabra.

Ánimo que queda muy poco para el reposo del guerrero.

Luis dijo...

hay gente q tiene poca conciencia urbana
q se le va a hacer...
imagina en bellas arts, cualquier dealmado q confunde ser hippy con no lavarse...


un saludo!!