martes, abril 15, 2008

74. Visitando los clásicos...


Hay personas que no se dan cuenta de que el tiempo pasa y que los gustos de las personas cambian conforme ese tiempo va pasando. Sobre todo si estamos hablando de alumnos de la ESO y de cuáles son sus gustos o sus intereses. Y vaya, entre que ya de por sí entre sus intereses no se encuentra la cultura ni nada que se le parezca (excepto el Brain Training de la Wii o sus similares para la Nintendo DS y las preguntas del Quiere ser millonario...) y que tanto lecturas o visitas al teatro (como es el caso) lo asocian a aburrimiento...

[Interior de la mente del alumno/a ESO promedio (en términos generales y con excepciones, por supuesto): LEER, TEATRO = PEÑAZOS DE LOS PROFES PARA AMARGARNOS = ROLLO = TOSTÓN. MANDAR SMS A LA CHONI PA KEDAR Y ENRROYARNOS, K STA MAZOBUENA] .

Pongamos que hay una muestra de teatro donde diversos institutos representan alguna obra. Te dan un listado para que elijas cuál quieres ver y con qué cursos. Pues va y resulta que mis compañeras de departamento se empeñan con Lorca. ¿Resultado?

Un gran dolor de cabeza para mí.

Qué triste es ver una obra de teatro con alumnos. Y eso que no son malos. Pero les apagas las luces y entran en un estado semiconvulsional y frenético. Se creen que los que representan son la pantalla de la tele y que ellos son abuelitas que interactúan con lo que ven (¡ay, no, no vayas, que ese es malo, moza!), pero, claro, en vez de avisarles de algo malo es para meterse con los del escenario. Chistar es la acción más repetida por parte del profe, cuando no acudir directamente a la pequeña colleja por detrás y a la amenaza con agarrarle del cuello si no se callan.

Claro que en descargo de los alumnos, la representación de la obra fue... Pues eso, que Lorca es muy difícil de llevar a escena ya de por sí. Personajes centrales y momentos culminantes que no se escuchan porque no proyectan la voz lo suficiente, cambios de escenario eternos, contrastes fuertes entre los protagonistas (uno de ellos era un profesor, encima no bajito precisamente, por lo que al entrar en escena se oye por ahí, a todo volumen, claro: Joe, este tío sí que ha pasado tiempo en el instituto).

Y mis compañeras se escaquearon de ir. La próxima vez, nada de clásicos, por favor. A no ser que yo sea el que se queda en casa o en el instituto...

PD: el gato de la viñeta -pinchar para verla ampliada- estudió la ESO, confirmado.

9 comentarios:

istharb dijo...

Muy buena la viñeta!!! jajaja

Yo que quieres que te diga, pero entiendo perfectamente a los chavales. Yo recuerdo que, cuando me mozeaba, mi profe de lengua, en un arrebato de motivación a la lectura, nos obligo bajo amenaza de suspender para toda la vida, leer "El conde lucanor" ya de por si un coñazo, pero encima en castellano antiguo, no se si por la edición esa en concreto o por que el libro es así.

Vamos, que si sigo leyendo libros no es por la motivación de ese buen hombre.

Y en cuanto al teatro, pues más o menos

Creo que no he leido nada de Lorca (soy una ignorante, que le vamos a hacer) pero es que no me motiva nada. Igual si la obra les motiva, no piensan en tirarse a "La Choni" o igual si, pero después

Un beso guapote

CaTpRiNcE dijo...

Me encanta este blog jeje. Tienes tanta razón... bueno la viñta buenisima.

Un saludo!!!

Flor dijo...

Genial!!!

Mirá este post sobre algunas respuestas dadas en las pruebas de ingreso a una universidad argentina. Im.pre.sio.nan.te!!!

Besos

Flor dijo...

http://mujeresde40.blogspot.com/2008/04/saquen-una-hoja.html

Perdón, es que me estoy durmiendo!!!
jejeje!

Interino Garin dijo...

¡Cómo son estos niños! Si es que ya no respetan nada. Me ha gustado el método didáctico de la colleja en la oscuridad. : )

Musi dijo...

Me doy cuenta cada vez que leo tu blog que yo nunca pertenecí a la mayoría desencantada con la literatura. :)

un beo!!!

Adela Fernández dijo...

Hola, he llegado a tu blog por primera vez y me he divertido un buen rato. Te visitaré con frecuencia. Un saludo.

LauraConChocolate dijo...

Ayyyyy, si es que no hay que ser tan pretenciosos. Mi tutor de... creo que 3 E.G.B o Primaria, o cómo se llame ahora o se llamase antes, supo muy bien cómo conseguir que la obra de fin de curso le saliera redonda:
PRIMERO, adaptar una novela fácil, El Principito.
SEGUNDO, darme a mí el papel protagonista :p

Qué éxito, y qué pena que nuestra representación solo se hiciera una vez y para los de clase, porque si llegamos a hacer la gira, ME FORRO :p

(¡¡¡Hoy he hecho de P. Condeeeeee!!! Pero no me han puesto a A. M de compañero, aunque igual me he metido en el papel de rubia tonta, jajajaja)

Bueno, pues eso, pal año que viene que representen algo más sencillo, no sé... Mamá Pollito o algo de eso.

¡PACIENCIA! Y besetsssss

Anonima dijo...

Me encanta tu blog,ya te agregue a favoritos en el ordenador,te visitare con frecuencia.
A mi siempre me gusto la asignatura de lengua, aunk la profesora no motivara muxo.
Hay que ver como son los adolescentes( admito k yo tb era asi,aunk en las obras de teatro m kdaba extasiada y no decia ni mu) pero en clase si ke le daba bien a la lengua hablando con los compañeros( k mejor manera de aprenderla,k la practica)
un saludito