miércoles, septiembre 02, 2009

159. "No te echaré de menos en septiembre"

Aunque más bien habría que rectificar la frase de Los Piratas y decir: "No te echaré de menos, septiembre", jeje. El caso es que tan puntuales como el 1 de septiembre, despertador a las siete menos cuarto y exámenes a las 8:30. O lo que es lo mismo, la vuelta la cruda realidad. Pero tranquilos, no voy a quejarme.

Más bien voy a poner en claro lo que había quedado pendiente a finales del curso pasado:
  1. ¿Sigo, o no en el mismo instituto?
  2. ¿Qué pasa con la renovación del equipo directivo?
Para lo primero, al final seguiré un año más, y con este van tres. Pese a que al principio sobraban dos plazas en el departamento y que concursé sin incluir el instituto en la petición de centros (por eso y porque encima estaba la posibilidad de que al último le tocara dar mañana y tarde), al final el director habló conmigo y congelaron la plaza, de modo que en septiembre han podido reclamarme, así que muy contento.

La historia es un poco más complicada, pero para qué aburriros. Sólo diré que el punto 1 se corresponde con el punto 2, y es que para que haya podido quedarme en parte se ha debido a que un compañero del departamento, también en expectativa, al final ha pasado a ser jefe de estudios. Y ha pasado a serlo de la forma peor posible: sibilina, silenciosamente, como si el secretismo fuera razón de estado y el compañerismo brillara por su ausencia (al parecer, nuestro compañero sabía de su nombramiento desde mayo y por tanto nos podría haberlo comentado para la petición de plazas).

Muchos cambios nominales en la jefatura, pero pocos en la práctica. Parece indicar que seguiremos con mucha incompetencia (por ejemplo, para dar los horarios de las evaluaciones de septiembre, necesitaron toda la mañana) y mano blanda. Pero como no me he querido quedar por ellos, poco importa.

Como parece importar poco aquello de estudiar en verano. Si he aprobado a un par es más bien porque he querido aprobarlos, no porque nadie haya hecho el esfuerzo de acceder a los mínimos minimísimos del examen de septiembre.

5 comentarios:

Garin P. dijo...

Me alegro de que repitas centro. Siempre ayuda no tener que aprender el nuevo funcionamiento de un insti más.

A mí sí que me han aprobado algunos; y por lo que he visto, hasta han estudiado y, claro, como el examen era de nivel bajísimo pues uno se ha sacado una notaza escandalosa. Jejeje.

Saludos

Cristinaa dijo...

Así no tienes que cambiar de centro, mejor... no?

Algunos no estudian para septiembre, otros sí, depende mucho de cada uno; mala suerte si te han tocado los que no!!
Ahora a empezar con ganas, q queda otro año más jaja
Un besazo

Antonio dijo...

Enhorabuena en cuanto a lo de repetir centro (ya se sabe que es un gran ahorro de esfuerzo). Y sobre las relaciones humanas, podrían pasar siglos sin que adivinásemos de cuánto es capaz el ser humano; eso permite que la literatura no se acabe nunca.
Feliz regreso.

caperucitazul dijo...

En mi primer año como profesora he aprendido que tan importante son los alumnos como el equipo directivo del centro...de hecho, los primeros no funcionan muchas veces, si no lo hace el segundo. Es de ley.
En cuanto a septiembre, por mi parte, una grata sorpresa, aunque siguen suspensos más de la mitad.
Un saludo y ánimo con el nuevo curso!

amelche dijo...

¿Cómo vamos a echar de menos septiembre, si es nuestro cumpleaños y hay que celebrarlo? Yo aún no he tenido tiempo, por cierto, entre tanto examen y evaluación. A ver si a partir de mañana...