martes, diciembre 06, 2011

226. I foro de debate "La escuela pública del siglo XXI"

Ayer lunes, el colectivo de enseñantes de Móstoles inauguró el primer foro de debate con el título "La escuela pública del siglo XXI". A las 18:00, en el salón de actos del edificio de la Casa de la Cultura de Móstoles, hubo una mesa redonda en torno a la situación de la enseñanza pública madrileña. Una iniciativa estupenda para poder reflexionar sobre la situación actual en la que nos mostraron las posturas de los diferentes sectores educativos (pese a que, particularmente, me esperaba un mayor componente teórico sobre la Educación Pública). Peor es que sólo acudiéramos a 85 personas, y que algunos motivos aducidos para no asistir sean el derrotismo, el no podemos hacer nada.

Introdujo brevemente el tema Rosa Cano, directora del IES Europa, que hizo referencia al 6 de diciembre del 78, cuando se aprobó en Referéndum la Constitución española, que resalta la Educación como uno de los derechos fundamentales de los ciudadanos. Habló de las leyes educativas en este tiempo e hizo una defensa de la LOGSE, puesto que consagra la edad mínima a los 16 años en la enseñanza obligatoria y porque fue una apuesta por la escuela inclusiva, en oposición a esta búsqueda de la excelencia, una excusa para la segregación. En esta escuela, todos los estudiantes pueden recibir ayuda, independientemente de cualquier otro factor, pero este modelo está en peligro actualmente. Bajo la excusa de la crisis económica, se está desmantelando el Estado de Bienestar. Por último, hizo referencia a la Marea Verde, un movimiento en el que por primera vez se ha dicho ya está bien.

A continuación, tomó el turno de palabra Michi, de la junta de portavoces de la Escuela Infantil, que nos habló de la situación de la educación que va desde los 0 a los 6 años: en los últimos dos años, el decreto de mínimos recorta las posibilidades de atender a los niños sobre todo porque las ratios son desbordantes e impiden la atención individualizada, tan necesaria en esta etapa. Nos contó que las empresas de servicios se están encargando de la gestión de las escuelas y por tanto sólo se valora el Proyecto económico.

Le sucedió una compañera de Primaria, donde el principal problema de los recortes se centra en la eliminación de figuras tan importantes como la PT y la AL. Las ratios han subido y apenas se puede dedicar tiempo a los niños con otros idiomas porque las profes de compensatoria también están desapareciendo.

Rafael, del IES Santiago Rusiñol, excediéndose en el tiempo de palabra, habló de la masificación de los centros, de la pérdida de profesores (2500 el año pasado, 3200 este curso), de la supresión de desdobles, del cada vez menor número de profesores de compensatoria... Quiso reseñar que esta situación sólo está afectando a la Educación Pública, no a la Concertada y a la Privada, a quienes los recursos les siguen llegando.

Eva, como representante de Formación Profesional, habló de la implantación de la FP dual (modelo ligado al entorno productivo, a las empresas), aparte de los recortes que llevan muchos años y que afectan a la falta de desdobles, de dotación, de formación del profesorado, pero sobre todo del recorte de plazas: miles de alumnos no han encontrado plaza y están en lista de espera, pese a lo cual no se abren ciclos nuevos (entre otras cosas, porque las universidades privadas imparten el ciclo cobrando entre 700 y 1500€ al mes).

Susana, de la Universidad Complutense, nos contó los problemas de financiación que vienen sufriendo desde 2010. A pesar de la implantación del plan Bolonia, el nuevo sistema educativo no ha visto apenas financiación. Por culpa de esto, están estrangulando a las seis universidades públicas madrileñas.

Tomaron el turno dos alumnos universitarios. El primero retomó el plan Bolonia, con el que las asignaturas pasan a ser cuatrimestrales y la parte teórica se ve mermada, por no hablar de la clara orientación al mundo empresarial. Nos alertaron de la Estrategia universidad 2015 (aterrador el enlace, pero imprescindible para conocer este plan en profundidad), en la que las subvenciones públicas decrecen y aumentan el precio de las matrículas (un 50% la segunda matriculación y hasta en un 100% la tercera), por no hablar de la progresiva intrusión de las empresas. Se priman criterios económicos y carreras como Derecho o Historia quedan relegadas. 

Lo más grave es cómo los rectores pasan a ser elegidos a dedo por la Junta universitaria, que está compuesta por miembros externos al mundo universitario (Patricia Botín, Carlos Mayor Oreja). El profesor funcionario tiende a desaparecer, entre otras cosas porque el decano tiene libertad de contratación. Ángel Gabilondo (porque no todo es culpa del PP) ha "conseguido" que sea un Consejo social (ver enlace para conocer mejor su papel; el actual Consejo social de la Complutense está formado, agárrense, por dos patronos de la Fundación Caja Madrid, un directivo de una farmacéutica, el Consejero Director General de El Corte Inglés y un Consejero Delegado de Telefónica), quienes eligen la Junta de Gobierno que a su vez elige al Rector (que contratará al decano, y este al profesorado). Es decir, que ahora se parte de los empresarios en un sistema feudal inaudito.

Nos refirieron los dos nuevos sistemas de becas: las becas-préstamo, que más bien es una hipoteca porque la tienes que devolver nada más acabar el grado (entre 14.400 y 34.800€ de deuda). Por eso no es de extrañar que Lucía Figar declare que han subido las becas. Porque se tienen que devolver y con intereses. El otro tipo de becas son las beca-salario (el alumno, brillante en sus alocuciones y vehemente en sus valoraciones, las llamó beca-limosna), donde la mayor es de 6250€ al año (no llega ni a 500 € al mes) y sólo pueden optar a ella si el alumno pertenece a familias de al menos cuatro miembros que no ingresen al mes más de 1130€.

El alumno de la Complutense (chicarrón del norte) se pasma de que no haya una mayor movilización entre el alumnado, cuando deberían intensificar en los encierros y en las barricadas. Por dar cera, dio hasta los del 15M, encantados de haberse conocido y reunido, pero que no van más allá en sus propuestas y creen que el buen rollo va a provocar algún cambio. También los padres se lamentaron de que todavía haya muchos que no conozcan lo que está pasando, bien por indolencia, bien porque no hemos hecho llegar la información desde los centros de forma conveniente.

Al acabar dichos turnos, se hicieron varias reflexiones como reivindicar lo público frente a lo privado, que hay que dar mucha guerra, que se está abriendo una brecha social de 1ª magnitud, que no podemos consentir esta progresiva degradación de los servicios públicos, que tenemos unos políticos mediocres e incompetentes (al servicio de unos pocos) que han de encontrar alguna respuesta en la ciudadanía y que es necesaria una revolución para que no nos dejemos engañar por mercados y cuestiones económicas que disfrazan que se está procurando un sistema educativo que persista este sistema injusto de desigualdades sociales, un sistema educativo ligado a la producción mercantil en donde los privilegiados podrán recibir los conocimientos, mientras que la mayoría apenas tendrá derecho a seguir siendo una manada de borregos y mano barata de obra. Se prevé una lucha larga y ardua, pero actos como estos son la primera piedra para levantar un muro contra estos ataques a lo público.

6 comentarios:

José Manuel Profe dijo...

Excelente resumen de lo vivido. Me permito añadir la fascinante situación de la enseñanza finlandesa expuesta de primera mano. Un alumno nuevo es acompañado por un profesor en clase para aclarar lo que explica el profesor de referencia. Luego, le saca de clase y se lo repite en español y finés. Todo esto con unos 17 alumnos por grupo. ¿A quién nos queremos comparar?
De todas formas, me vence el optimismo. La lucha será larga, pero vencerá la razón.

Chema dijo...

Perdón por el apunte gracioso entre tanto sinsentido: lo de las becas universitarias empieza a parecerse a aquella escena de la película de Billy Wilder Uno, dos, tres, en la que un inocente alemán del este le pregunta a James Cagney (ejecutivo de Coca-Cola) cómo es posible que no haya empezado a trabajar y ya le deba 2000 dólares, a lo que el siempre jovial Cagney le responde: "Bienvenido al capitalismo, muchacho".

Beatriz dijo...

Muy buen resumen. Como madre tengo que decir que a pesar de que la información recibida era cuánto menos desalentadora y por qué no usar este adjetivo: TRÁGICA, me ha servido para que la mala leche que ya lleva tiempo en el cuerpo hierva como es debido y se me encienda por dentro más aún la necesidad de pararlo. La mala sangre que hace todo esto hace que el ingenio se agudice y por parte de las madres asistentes(hablo en femenino porque por mayoría nos lo hemos ganao) vamos a hacer lo posible por mover a las familias y acompañar codo a codo la lucha que los profesores/as han emprendido.

amelche dijo...

¡Cómo está el patio!

Carlota Bloom dijo...

Haces muy bien, Julián, en reseñar estos actos y en recordarnos que el problema sigue ahí, que tememos por la desaparición de un determinado modelo social, y no hablo solo de Madrid: estamos expectantes ante lo que pueda decidir el próximo gobierno. Espero que prime la sensatez, y que esto no sea mucho pedir. Un abrazo para ti y para A.

Juliiiii dijo...

José Manuel: muchas gracias por recordar la alusión a Finlandia. Y por tu optimismo.

Chema: es que a veces parece que estamos inmersos en una película de los hermanos Marx o algo así.

Beatriz: qué importante que las madres y los padres os suméis a la marea verde...

amelche: ¡el patio está minado!

Carlota: expectantes, pero no demasiado optimistas, añadiría yo. Por lo poco que Mariano deja caer, la que nos va a caer encima va a ser de aúpa...

¡Muchas gracias por vuestros comentarios y vuestras lecturas!