lunes, enero 04, 2010

180. Algunas cuestiones pendientes

No estoy hablando de todos aquellos propósitos que se hacen a principio de año y que, una vez terminado este, en el balance hipotético que se emprende, me han quedado en el aire; no soy de proponerme propósitos (de forma consciente al menos), así me ahorro incumplirlos.

Me refiero más bien a temas que dejé abiertos y no cerré. Por ejemplo de la revista, que al final no llegó a ver la luz gracias al impresentable del de la imprenta, que ni nos mandó el borrador que prometió. Suponemos que a la vuelta se dignará a hacerlo, aunque si se le ocurre saltarse el trámite le devolveremos los cientos de ejemplares que nos haya traído. Y a ver si convencemos al director para cambiar de imprenta para próximas ocasiones.

Y sobre todo, quería hablar de mis ayudantes de biblioteca, que mencioné en alguna entrada previa. Alumnos de 1º de bachillerato que voluntariamente sacrifican todos sus recreos (y algunas tardes) para catalogar, ordenar y gestionar las peticiones de libros. Sin ellos no habría llegado cuerdo al final de la primera evaluación. Me hace ilusión que quede constancia de su iniciativa y su apoyo.

¡Feliz 2010 y felices Reyes!

6 comentarios:

Antonio dijo...

¿Qué tal un club de sufridos coordinadores de revista escolar...?
(en estos días de vacaciones, aquí estoy yo cerrando la nuestra)

Lu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lu dijo...

Si os sirve de algo, hace tres años que opté por editar un sólo número en papel, a final de curso.
Mientras, tenemos la revista en un blog La Puça". Seguimos padeciendo estrés, pero una vez al año (y no hace daño).

Miguel dijo...

El tema de las revistas casi siempre es un tema difícil. Una odisea desde que se presenta el proyecto. Pero cuando sale a la luz y vemos los resultados, la satisfacción es enorme. Ánimo y a luchar contra viento y marea. En mi instituto no tenemos revista porque unos después de otros se han ido desengañando. Así pues, repito, valor y al toro.

Un saludo.

16_5 dijo...

¡¡Feliz año!! (llego tarde, ¡pero llego!, que sin coche, ya tiene mérito) (frase calzada para evidenciar el agobio que siento por tener el coche enfermo)


A mi los ayudantes de la biblioteca me suenan a PELOTAS y FRICADOS. Y ojo, que no es malo. Yo era así. Pero una cosa no quita la otra. Especies únicas. Seguro que todos recordamos al friki de la clase que le gustaba leer. (me reitero. No es malo. Yo era así. Y si yo lo era no es malo. ¿no? ¿no? eeeh, a qué viene esa cara).


¡¡Besos!!

16_5 dijo...

Fe de erratas: fricados por FRICAZOS.