martes, noviembre 13, 2012

¿Por qué lo llaman reordenación cuando quieren decir privatización?

Atraco a mano armada del AntiRobin Hood
Ayer fueron citados siete centros de Móstoles, aparte de otros de la zona sur. Había cuatro puntos:
  1. Viabilidad de los centros.
  2. Mejora de la oferta educativa.
  3. Consolidación de las plantillas de los centros.
  4. Reorganización de la FP.
Se pueden resumir en uno: hay que reordenar la zona sur. Actuaciones: fusionar centros y transformar los centros en FP.  En Móstoles, las fusiones planteadas son las siguientes: el Octavio Paz (que nació de la fusión hace poco de El Cañaveral y el Ana Ozores) se fusiona con el Nebrija, aunque la jugada se complica con el pase del Juan Gris al Octavio Paz (el dato seguro que está mal porque no lo entendí muy bien, me pareció un traspaso a tres bandas de la NBA). El Luis Buñuel pasa a ser centro específico de FP. Sus alumnos de la ESO se van a Los Rosales y recibe grupos del módulo Servicios de la Comunidad y Artes Gráficas del Europa. Por su parte, el Felipe Trigo queda como centro específico de FP y se recibe a los alumnos de Administración del Buñuel. La ESO y el Bachillerato pasa al Falla.

Un tetris complicado que se resume en que si había dos centros, quedará uno, por más que disfracen la realidad. Con estas fusiones, desaparecerán el Luis Buñuel, el Felipe Trigo y el Octavio Paz. Lo "extraño" es que el Ayuntamiento está conforme con estos cambios que permiten que centros públicos desaparezcan. Es el preludio a la ley de la LOMCE, por la cual los institutos públicos tendrán que especializarse: unos darán el bachillerato de artes plásticas, otros el técnico, otros la ESO... Lo que se avanza en la zona sur se aplicará en toda la Comunidad de Madrid (y, por extensión, al resto del Estado, que la sombra de Wert es alargada) más tarde o más temprano. Esta especialización supondrá el cierre de muchos centros. Los que sobrevivan en esta primera fase no tienen asegurado su pervivencia después.

Hay que recordar que ya en nuestra Comunidad la friolera del 49% de la oferta educativa que se oferta forma parte de la enseñanza privada. Se pretende que de los 50.000 profesores (incluidos maestros) las cifras se reduzcan como máximo a 38.000. No hace falta ser un genio en matemáticas para ver que si se fusionan centros, se aumentan ratios y horas lectivas, sobramos una cantidad importante de docentes. Por ejemplo, en las especialidades de Dibujo, Música y Educación Física se verán abocadas a que sus profesores con oposición pero sin plaza tendrán que hacer sustituciones. Los interinos, fuera.

El movimiento contra la Pública es imparable y ahora más que nunca el ritmo es vertiginoso. Una fusión y su subsiguiente reordenación de la plantilla no significa la salvación del centro. Por lo visto, la Comunidad de Madrid no admitirá que haya institutos con menos de 16 grupos de la ESO y 4 de Bachillerato. Un centro fusionado que empiece a perder alumnos correrá el sino del Octavio Paz, cuya fusión ha derivado en desaparición. 

Desplazamientos forzosos, personal sobrante por una parte, menos grupos en el cómputo total, sí; pero no todo es ahorro: se requerirán obras para adaptarse a los cambios, se perderán los recursos empleados para dotar a los centros de material, las remodelaciones emprendidas años atrás para que los centros específicos de FP pasaran a albergar también la ESO volverán a su punto de origen (un ejemplo: en el Felipe Trigo el año pasado hubo que invertir 50.000 euros para que el gimnasio del colegio cerrado Tierno Galván pasase al Trigo. Ese dinero, un año después, se puede considerar tirado a la basura). Luego nos venden que es un tema económico. Que no nos engañen: los recortes tienen un cariz ideológico y el horizonte es la privatización.

Y ahora, ¿qué hacemos los profesores y las familias implicadas en la educación de sus hijos? ¿Permitimos sin más que estas imposiciones que vienen de fuera del tejido educativo sin ningún criterio pedagógico se lleven a cabo, o nos uniremos de una vez por todas para hacer fuerza y tratar de impedirlo? Mientras todo se reduzca al localismo bananero de querer salvar nuestro IES particular y nos desentendamos del IES vecino que pierde comba, mientras pensemos "que se apañen los de Móstoles o los de la zona sur", mientras que creamos que nuestra plaza definitiva no la tocan porque mi centro tiene línea X por encima del mínimo, mientras que creamos que Infantil, Primaria, Secundaria, FP, Universidad no sufrirá las mismas consecuencias de los recortes, haremos el juego a los gestores que piensan en términos más ambiciosos. El negocio de la Sanidad y la Educación es demasiado goloso para nuestros queridos explotadores y de momento no nos hemos conseguido concienciar de que o vamos juntos o la unión llegará cuando hayamos dejado de ser profesores de la Escuela Pública.

11 comentarios:

Vallesycumbres dijo...

Mucho ánimo para lo que viene: aunque no haya sido tu destino definitivo, en parte nos has hecho sentir el Felipe Trigo como propio. Y a algunos todavía nos duele en el alma ver cómo se cierran las escuelas públicas delante de nuestras narices.

Si se echa un vistazo a la trayectoria de tu blog, se pueden comprobar perfectamente los tiempos de demolición del sistema: cierre de los CAP, el regalo de suelo público a centros privados, reducción de becas, conciertos educativos a tutiplén... y ahora la privatización directa disfrazada como dices de reordenación. Esta es ya la penúltima fase y empieza a quedar muy poco tiempo para reaccionar, si es que queremos hacerlo.

Además tu visión desde dentro en todo este tiempo sería para repartirla por los claustros para ver si despertamos de una santa vez. En los nuestros, con tu permiso, repartiremos algunas fotocopias con tus dos últimas entradas (impresas fuera de los centros, no vaya a ser).

¿Hasta cuándo?

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con la exposición, pero seguir llamando módulos a los Ciclos formativos... Queda pelín incluto

Anónimo dijo...

Servicios socioculturales y a la comunidad y artes gráficas no son ni módulos ni ciclos formativos, son familias profesionales :-P
X lo demás, totalmente de acuerdo con lo expuesto. Mucho trabajo tenemos por delante si queremos parar esto.

Carlota Bloom dijo...

A la Sur le sigue la Este: hoy se anunciado en la Ser el cierre de dos colegios de Coslada, y desde la Consejería se advierte de que de aquí a final de curso es probable que se sigan cerrando muchos más. El IES LA Cañada sigue en la cuerda floja, a pesar del dinero que se ha gastado la Administración el curso pasado en el proyecto MIES y otras mejoras. Además de lo que supone para las familias y las plantillas el desmantelamiento de estos centros, ¿qué pasa con los edificios? ¿Se reconvertián en centros concertados? ¿Se tirarán y se recalificarán los terrenos? ¿Se destinarán a otros usos públicos? ¿Se cerrarán sin más y se dejarán que se conviertan en solares abandonados? En fin, muchas preguntas y pocas respuestas, y las que se me ocurren nada buenas. Un saludo, Julián.

Juliiiii dijo...

Vallesycumbres: lo triste es que aún no nos hemos dado cuenta de que la tragedia no es que el IES Equis y Apellidos cierre, sino que otro centro público deje de existir. Como habéis indicado en vuestra última entrada, o reaccionamos o al final tendremos que cambiar nomenclaturas. Aquí pasaremos a ser apuntes de un ex profe de lite. Muchas gracias por vuestro apoyo, vuestras menciones y vuestra difusión.

Anónimo 1. Siento la inclutura manifestada, hay muchos términos que aún se me escapan.
Anónimo2: gracias por la aclaración. Ya digo que recogí las informaciones a toda prisa y seguramente mezclé datos. Lo importante es lo que se nos viene encima.
Carlota: si esto no es sino el inicio, pero seguimos con la venda en los ojos. Tus preguntas son muy certeras y acertadas. Lo malo es que las respuestas muchas veces son más que aterradoras. Un saludo.

Elena Fuentes Cara dijo...

Espero que quienes nos tachaban a muchos de pájaros de mal agüero y de malpensados cuando denunciábamos hace un año el proceso de privatización de la enseñanza pública quieran ver lo que ya está pasando en Madrid y no tardará en llevarse a cabo en Castilla-La Mancha, donde trabajo. Y lamento decir que ya no sé qué más hacer. Hace poco un compañero comentó que "le molestaba estar oyendo siempre hablar de lo mismo". Quizá piensa que aquello que no se nombra no existe. O será que las palabras dan miedo. Sigamos luchando con estas armas. Gracias por ello. Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola a todos, soy 7profesora del IES Juan Gris.
Ante todo darte la razón en todo lo que dices, pero hay algo inexacto. No se sabe muy bien por qué en cuestión de 48 horas la fusión del IES Antonio de Nebrija con el IES Octavio Paz ya no se hace, ahora es el IES Juan Gris el que se fusiona con el IES Octavio Paz. Como consecuencia se abandonan las instalaciones del IES Juan Gris, o sea 27000 metros cuadrados a disposición de alguna empresa privada ¿Cómo lo veis?

Saludos a todos y convenceos la privatización a costa de lo que sea es un hecho en esta Comunidad ¡¡Es necesario frenar este proceso!!

Juliiiii dijo...

Elena: por desgracia y aunque en frente se tengan tantas evidencias como las que tenemos, con Madrid como banco de pruebas que las demás comunidades imitan ipso facto (empezando por tu comunidad, donde Cospedal va de camino de convertirse en una copia "mejorada" de Esperanza Aguirre), siempre habrá gente que preferirá no ver. Como tú dices, es como si no nombrando el problema dejase de existir. Pero eso no es así. Un saludo y muchas gracias por tu comentario y por tu lucha.

Anónima profesora del Juan Gris: si ya el asunto de la "reordenación" y de las fusiones supone una merma para el modelo de sociedad que queremos, encima tenemos que soportar y sufrir que cada día haya bandazos en cuanto a las decisiones que han tomado, demostrando que no les importa lo más mínimo que los trabajadores de dichos centros estén siendo mareados con bandazos en decisiones que parecían meditadas para la "racionalización" del gasto.

Anónimo dijo...

Muy buen artículo que refleja una vez más cual es la política a seguir por los neoliberales, la privatización. No son recortes son simple y llanamente privatizaciones.
Pero ya esta bien de tanta queja en Internet, camisetita verde, flahmood y demás teatro, y sobre todo, de comer de la mano de los sindicatos mayoritarios, que el año pasado mataron la lucha, desinflaron la protesta, porque no querían que nada se les escapase, no vaya a ser que pierdan sus poltronas. Es el momento de reorganizarse nuevamente promoviendo asambleas de centro, zona y regional, con un proceso de abajo arriba y si los sindicatos quieren estar en el proceso, que estén con los trabajadores, no buscando otros intereses, y sobre todo, concienciar, llamando a la movilización, la organización y la participación de igual a igual, desarrollando el movimiento asambleario que surgio el año pasado y que mataron los sindicatos mayoritarios del sector, porque no están acostumbrados a la democracia interna y si a tomar decisiones unilaterales, vendiendo la unidad sindical para estar en la pancarta pero no para escuchar a otros sindicatos ni menos aún a los trabajadores, pero también hay que decir, que los trabajadores de la enseñanza tuvieron también y mucha culpa de su desmovilización, porque les falta conciencia de lo que son y muchos salieron porque no querían trabajar dos horas más, la pública les importaba un pie, es más muchos compañeros llevan a sus hijos a la privada y luego se ponen la camiseta verde y se quedan tan anchos, y si, tampoco hacemos huelga porque no me lo puedo permitir, claro no pueden irse a Honolulu, y ahora que? sin paga de navidad.
Si no se hace esto, en unos años la pública desaparecera, y solo quedará una escuela estatal de marginados y excluidos sociales con un personal laboral mal pagado y desmotivado. Así que no queda otra compañeros, aún sigo siendo interino, pero viendo la implicación del personal de la enseñanza del año pasado y como ese movimiento ha quedado reducido a llevar camisetas verdes determinado días de la semana y a concentraciones donde salen sindicatos que llevan años riéndose del personal, mal vamos.
ASí que a luchar, porque la lucha es el único camino y si, podemos perder, pero sino luchamos estamos perdidos.

Anónimo dijo...

Anónimo último: Intentar desprestigiar a los sindicatos está de moda... pero eso también ayuda a la privatización de la educación y de todo en general. Es uno de los objetivos de los ultracentristas-neocón, cargarse a los sindicatos... a partir de ahí el camino será más fácil. No hagamos el juego.

Anónimo dijo...

Al último anónimo, veo que no has leído bien mi post anterior, he criticado a ciertos sindicatos, a los mal llamados mayoritarios, si a esos como UGT y CCOO que han firmado las 2 últimas reformas laborales, y también dentro de nuestro sector, a AMPE y CSI-F, que solo convocaron un día de huelga pero eso si, luego a salir en las pancartas y en las convocatorias unitarias te decía el secretario de educación de CCOO que lleva 25 años de liberado sindical. A ver si nos enteramos de una vez, que el ataque sistematico al sindicalismo por parte de los neoconons se debe a este sindicalismo neocon que ha primado sus intereses poltroneros a los intereses de los trabajadores, que ha firmado a favor de todas las reformas neoliberales a nivel laboral de los últimos años, porque son empresas de servicios y no sindicatos,pero es verdad, este sindicalismo es fruto de un tipo de trabajor desmovilizado e individualista, que ha estado mirando a otro lado mientras la cosa no fuese con el, así que compañero, el enemigo no solo está fuera sino también dentro, así que si se quiere cambiar la actuación de este sindicalismo habrá que participar dentro del mismo, apoyar a otros sindicatos, o crear otras organizaciones sindicales o movimientos asamblearios y autónomos, y no hacer una queja fácil, que eso solo son las excusas de gente que nunca se ha movido.
El año pasado, CCOO que junto a AMPE son los dos sindicatos mayoritarios en la enseñanza, desarrollaron una estrategia sindical muy concreta, uno manipular las asambleas para que los trabajadores no nos saliésemos del cuenco y poder ellos firmar lo que les viniese en gana, y otro, pesebrero del PP, defensor de la ley de autoridad y de sus políticas neoliberales, que tan solo luchaba por estar en la cabecera de las manifestaciones y salir en los carteles de las concentraciones, si eso es defender a los trabajadores entonces yo no quiero este sindicalismo de concertación y pactismo de intereses que no son los nuestros. Estos mismos sindicatos o empresas de servicios, en especial sus burocracias, que las he sufrido en este y otros sectores, sin decir, por ello, que no haya delegados sindicales de CCOO, de UGT todavía no he conocido a ninguno, que luche por los trabajadores, son en parte los culpables no solo de la privatización sino de la mercantilización de los servicios públicos, pero no solo por interés sino por dejadez o incapacidad para defender nuestros derechos sociales y laborales.
Si existen tantos problemas con estos, y digo estos, sindicatos, no es más que por su poltronismo, y por eso, el discurso neoliberal cala en la opinión pública, fabricada por los mass media, porque estos sindicaluchos se han encargado de darles las balas para que nos disparen.
Al juego hay que jugar sabiendo a lo jugamos, con todas las cartas encima de la mesa, para evitar los faroles y que no nos la cuelen, porque sino siempre salimos perdiendo los mismos.
Salud, sindicalismo y lucha!