jueves, septiembre 13, 2007

47. Quebraderos de cabeza


Cuando suena tu teléfono sin esperarlo pasadas las diez y media, échate a temblar, que suele traer malas noticias. Y si no reconoces la voz al otro lado, recupera el hábito de rezar...

Abandonando estos términos hiperbólicos, aclaro que ayer el motivo de la llamada era “tan sólo” comunicarme que se habían caído dos grupos y que había que volver a pedir grupos.

Se han caído dos grupos.

Vale.

No, vale no, piensa, Julián.

Y es que uno que es un poco despreocupado, rozando el pasotismo, lo recibe un poco con indiferencia. “Ah, bien”. De bien, nada. Lo que pasa es que no sabes qué consecuencias conlleva la caída esta. Cuando el director del centro se pasa por nuestra reunión de departamento y explica que supone que cuatro profesores se tienen que ir, entonces ya comprendes por qué hubo profesores que ni durmieron esa noche. Te puede tocar a ti hacer las maletas. Y la misma putada es para alguien con plaza definitiva, en expectativa o interino. Claro que el que tiene todas las de perder es este último. Máxime cuando ya han sacado las vacantes hoy mismo. Estar un año de bibliotecas y demás miserias no tiene que ser muy ilusionante. Que la mayoría de los profes –imagino– no somos estrellas de fútbol venidas a menos a los que sólo les interesa cobrar su sueldazo aunque no jueguen un partido. Primero porque no tenemos esos sueldazos. Segundo porque te pica eso de tratar con grupos humanos.

Supongo que si fuera de otra manera, habría encajado las consecuencias incluso con más entusiasmo. Sí, entusiasmo, que estoy jugando con que yo me sé la historia y tú, que me lees, no. Y es que al final la cosa ha quedado bien desde el lado egoísta de lo que a ti te pasa, olvidándote de los tres que se tienen que ir y a los que esperas encuentren un destino si cabe mejor del que tenían. Al cuatro profesor que tenía que marcharse le han conseguido retener (en este caso, mi compañera de departamento) desdoblando los terceros y cuartos. Es decir, en estas clases tendremos encima menos alumnos que al principio.

Se puede ver también como positivo que ya no tengo tutoría (aunque uno tiene tendencias masoquistas y hasta lo echará de menos). El resto, cambio de cromos, aunque hubo una primera rueda donde mis cartas sobre la mesa fueron horrorosas (no sé cuántos refuerzos y hasta una optativa de teatro). Cambio un 2º por un 1º y en vez de un curso de 3º, dos.
PD: llamamiento a la población en edad fértil: ¡PROCREAD! Que a este paso no hay alumnos y sobro :p

7 comentarios:

my blue eye dijo...

Peeeeero no me entero, los que se han tenido que ir ¿al menos van a cobrar su sueldo aunque no puedan dar clases ese año? :S

En cualquier caso, me alegro de que tú te hayas quedado. Eres la gran esperanza blanca del universo profesoral ;)

PD.: Empieza túuuuuuu.

Antonio dijo...

No hagas una llamada tan desesperada a la procreación, no vaya a ser que tú mismo tengas que encargarte de ello :-)
Un blog divertido el tuyo, con cierta ironía más que justificada.
Un saludo.

istharb dijo...

jajajajaja pues aplicate el cuento!!!

Por cierto hay algo para ti en mi blog, , aunque aún no lo he publicado, me quedan unos minutillos, jajajaja

Un beso

zu dijo...

Pues nada que instauren un dia del Fornicio...como en Rusia aunque alli lo han llamao del Amor...


Que tengas un buen fin de semana!

Musi dijo...

No sé si tu llamamiento servirá para algo, que las cosas están muy complicadas eh!

Y te lo sueltan así sin más????? que sobran dos grupos y hay que echar a cuatro???? madre mía...

lauraconchocolate dijo...

Pero a ver, que yo también tengo dudas. Si tienen que "echar" a determinadas personas, ¿no las envían a otro centro, el siguiente en su lista de preferencias? Ya sé que eso implicaría cambios y restructuraciones en un montón de institutos, pero es que no es justo que personas con puestos inferiores en la lista tengan plaza, y tú por cambios de última hora que encima no tienen mucho que ver contigo, te vayas a la calle, o la biblioteca, o a limpiar las mesas de la cafetería :p

Nada, que esto escapa a mi entendimiento :p

A lo mejor, ejem, no haría falta procrear tanto si no, ejem, os fueráis quitando de encima, ejem, a los alumnos regalándoles los aprobados, ejem, ejem, ejem. Que mucho "sí, así se larga", pero mira lo que pasa después, ¡que no hay alumnos!

Ahora, que si a ti te parece más divertido lo de procrear, ¡pues a procrear se ha dicho! ¡¡¡TONTO EL ÚLTIMO!!! Jajajaja.

Molts besets desde una ciudad atormentada(que llueve que no veas, vamos)

YOFFY dijo...

Jo, qué susto...
Espero tus aventuras, colega!