sábado, diciembre 06, 2008

105. Fin de evaluaciones

En el instituto donde me hallo, existe la costumbre de adelantar la fecha de las evaluaciones a principios de diciembre. Así se consigue que los trimestres vayan con un número de días similares y no esté descompensado. Y se consigue sobre todo que los profesores nos volvamos locos cuando en la última semana de noviembre resulta que tienen que estar corregidos los exámenes y puestas las medias. Afortunadamente, este año no me ha pillado el toro gracias a que soy tutor.

¿Eing?

Pues sí, en una reunión de tutores resulta que traen una ficha para el seguimiento de la evaluación. Y yo digo: ¿Tan pronto? Y me dicen: ¿Cuándo crees que vamos a evaluar? Y yo pienso: Ups.
El caso es que estos últimos días he estado hasta arriba de exámenes, correcciones, medias..., y evaluaciones. Tediosas y desesperantes evaluaciones en muchos de los casos. En mi tutoría creo que no pasó eso, aunque no es muy problemática y no es lo mismo que un 2º ó 1º de la ESO, claro.

Estoy tan embotado (he estado ahí ahí de salud estos días, de hecho) que me cuesta quedarme con alguna anécdota o detalle. Sólo puedo decir que me puso de los nervios "mi" profesora de MAE: no se enteraba de que no se podía elegir en la PDA la opción de "No presentado" (aun cuando todos sus no presentados se habían presentado, que esa es otra), se saltó una evaluación de 1º, se echó unas cabezadas en la sala de profes sobre su bufanda o, lo que más me atacaba, siempre iba con un alumno de retraso cuando tocaba hablar de ellos individualmente. Menos mal que no da ninguna asignatura evaluable en mi clase.

Y menos mal que tras el maremágnum llega por fin la calma y el paisaje se tranquiliza.


Ahora lo que toca es aguardar a las vacaciones y, antes, establecer unos parámetros a mis tutorandos para que aprovechen más el tiempo y sigan unos horarios más estables para el trabajo y que así los resultados mejoren. Les he pedido que me hagan un "planning" sobre sus tardes y fines de semana y ahora les estoy recomendando algunas máximas que deberían seguir (en algunos casos, no estar toda la tarde en la calle o viendo la tele o estando en el ordenador). Por cierto, aún no se sabe cuándo se darán las notas...

4 comentarios:

amelche dijo...

¡Qué suerte! Yo estoy en ello aún. Y estaré, porque las evaluaciones son a partir del 15.

Amoradicta dijo...

yo cuando iba al instituto, odiaba la hora de las evaluaciones, era un rollazo, tantos lios para todo :O!

P.D--> Sí, desde luego no hay nada como la confianza para que el amor funcione ;)
Yo creo que no puedes amar a alguien en quién no confías :D

Anónimo dijo...

Muy buena idea lo de adelantar las evaluaciones, ¿no? Lo malo es que los alumnos no te harán mucho caso si saben que las notas ya están medio puestas.. A no ser que tengas en cuenta su comportamiento para el próximo trimestre.
A propósito, Julián, ¿se te ocurre alguna actividad de evaluación final para "medir" no solo sus conocimientos sino su AcTiTuD ante el entorno, sus compañeros, la asignatura? Porque la voluntad, lo primero.. Creo que usaré muchas actividades así cuando esté dando clases (además, los idiomas, sea el castellano o el inglés en mi caso, ofrecen muchas posibilidades al respecto).
Ánimo con la corrección de exámenes y demás (si quieres te ayudo, porque la verdad es que no me disgusta.. ya veremos cuando lleve un par de años en la enseñanza..)
Un abrazo, tu fan Inma

Cristinaa dijo...

Qué bien para vosotros y los alumnos adelantar las evaluaciones, así ya se han quitado toda la presión!! jaja, yo ahora agobiada estudiando, esto no puede ser!!
Un saludoo!!