jueves, diciembre 18, 2008

106. (Des)compensatoria


Normalmente, la Compensatoria (una ayuda a un tipo de alumnado con unas características muy definidas: emigrantes o aquellos que tienen una situación familiar desestructurada o en situación económica comprometida) suele ser, al igual que la Integración, una utopía a pequeña escala con una mala (o pésima) realización. Ni ayuda a compensar educativamente ni a integrar a los alumnos con más dificultades.

En muchas ocasiones no existe la preparación suficiente como para llevarla a cabo con éxito. Lo normal, lo que he conocido al menos, es que existan problemas con los profes de Compensatoria e Integración y con los propios alumnos:

Que si no quiero que Fulanito salga porque de tres clases dos las pasa fuera y la que está no se entera, que si no le apruebo porque conmigo no hace nada, que si esto y que si lo otro. Pero en este instituto se sobrepasan los límites del desequilibrio. Hay un jaleo padre con la Compensatoria. Es un caos. Una coña marinera. Todos nos tiramos la patata caliente unos a otros y ninguno ataja los verdaderos problemas: ¿quién se ocupa de estos alumnos y cómo? Por no hablar de los compañeros que no saben por dónde coger esto de la Compensatoria y para nada tienen la preparación suficiente (o bien porque no se quieren enterar, o bien porque las adaptaciones les supone demasiado trabajo, o bien porque pasan, o bien vete a saber qué).

Lo peor es que viene de largo. Este es mi segundo año aquí, pero la gente que lleva más tiempo dice que todos los años es la misma historia. Tiene mucho que ver que no se le da ninguna continuidad al departamento de Orientación. Cada año lo cambian, con lo cual el trabajo que se hace no vale para el año que viene.

Para mí la anécdota que ejemplifica esta (Des) Compensatoria aquí es lo que pasó en una sesión de evaluación. Hablamos de un alumno con una parálisis parcial en un lado de su cuerpo y del esfuerzo que realiza para seguir el ritmo del resto. Pues resulta que la de dibujo, que debía de estar en otra parte, carga contra el muchacho porque dice que no le hace ninguna lámina. La profe de Apoyo le dice que cómo se la va a hacer, si apenas puede coger el lápiz. ¿Hay algún tipo de Adaptación Significativa con este alumno, o simplemente ha sido etiquetado como vago o incompetente? Pues como este caso, a mansalva.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy de primaria pero me ha tocado faenar en algún que otro instituto , lo mío es peor, son los programas integración socio educativa: un rato ocupados y otro en tareas a la comunidad...
Ni se integra ni nada. Ellos quieren estar junto a los demás, su problema es que van completamente desfasados para su edad. Sigo pensando que cada uno tiene su ritmo de trabajo y a este tipo de alumnos se les pierde en un momento dado y ya nunca más se les puede recuperar...es el impersonalismo de la Secundaria con tanto profesor especialista y poco tiempo para conocerlos mínimamente.
¿LA solución? yo no la sé. En descompesatoria, no molestan a los "normales" y se rebotan con quien les toca de profesor...¿la consecuencia? ¿un individuo frustrado y de difícil recuperación para la sociedad?
Vic

Antonio dijo...

Por estos lares, los profes de compensatoria suelen venir de la bolsa de interinos y eligen esa vacante por cualquier motivo antes que por vocación o preparación suficiente para ello. De este modo, pasa lo que pasa y lo que tú cuentas.

istharb dijo...

Ahí le has dado!!!!! Ni los profes tienen la preparación suficiente, ni se puede hacer nada si el equipo de orientación cambia cada año!!!

La continuidad y preparación tanto de unos como de otros, es fundamental para atender a cada chico/a según sus propias necesidades

Un beso guapote

Anónimo dijo...

¿Y dónde queda entonces la atención personalizada a los alumnos, la valoración de su AcTiTuD en todo este proceso llamado EDUCACIÓN (que no es solo ENSEÑANZA), la diversidad, las opciones, la motivación, y todas esas chorradas que una se estudia en la carrera con ganas de ponerlas en práctica?
¿Qué clase de EDUCACIÓN está recibiendo este niño? El problema real no lo tiene él, sino todos esos profesores que no le dan una OPORTUNIDAD...
Tu fiel lectora, Inma.

LauraConChocolate dijo...

Joder... qué fuerte.

Vamos, resumiendo: que en tu instituto, los que más ayuda necesitan son los que menos ayudan reciben, ¿no? ¡Pues sí que estamos bien!

Claro, me imagino que al ser alumnos diferentes con necesidades apartes, requieren por parte de profesores y psicólogos atención y trabajo diferente y aparte. Y eso es más trabajo del normal y no todos están por la labor.

¡Me has dejado muy indignada con el sistema! ¡Rebelión, rebelión! ;-)

De todas formas tú, dándote cuenta de la situación y denunciándola, ya has dado el primer paso :)

MOLTS BESETS DESDE VALENCIA!!!

Y disfruta de tu merecidísimo descanso.

LauraConChocolate dijo...

Jajajajajaja.

Estas risas son por tu comentario, que me ha parecido de los mejores.

¡Millones de gracias!

Y a ver si actualizas ;-)

MOLTS BESETS OTRA VEZ :)