lunes, mayo 18, 2009

136. De tutoría y unas preguntas

Acercándonos al final de curso, cuando eres tutor de 4º de la ESO, toca lidiar con las propuestas de futuro de tus alumnos (todo no va a ser la preparación de la excursión a las piraguas). La mayoría lo tiene claro, pero siempre hay excepciones, alumnos que aún no saben qué hacer y por tanto hay que procurar orientarles lo mejor posible. Así que buscando informaciones diversas (cómo estudiar decoración e interiorismo, qué prueba hay que pasar para Traducción e Interpretación, qué cursos de grado medio se ofertan, etc.) me hallo.

En medio de todo eso, las clases. Iniciando a los de primero con la sintaxis y preparando el terreno para un resumen de la literatura de posguerra para los de cuarto. Y entre clase y clase, también ha habido alguna salida. A la muestra del teatro de la localidad, donde surgen mis preguntas: ¿por qué cuando se apagan las luces una gran mayoría de estúpidos empiezan a gritar? ¿Por qué cuando los actores preguntan algo hay tanto cateto que responde? Cuando sean mayores, ¿pitarán en el estadio de fútbol los himnos de los países contra los que juguemos, por poner un ejemplo?

(A todo esto, los profes nos temimos una denuncia: el contenido de la adaptación y modernización de Plauto contenía referencias demasiado explícitas, lenguaje crudo y personajes tales como un hijo putero que ha dejado embarazada a su novia, un padre infiel que trata de ligarse a las actrices de su compañía, habiendo una escena donde una chica se arrodilla y deja su cabeza a la altura de la entrepierna diciendo: "Bueno, esto luego". Y nosotros, no sé por qué, con alumnos de 1º pese a que se recomendaba a partir de 3º, cosas del departamento de extraescolares).

(Luego, nada de eso. La obra, un tanto ininteligible para mi gusto, les había encantado).

Y mañana tenemos charla de sexo con mis niños de 4º. Miedo me dan, aunque teniendo en cuenta que en la charla anterior una de las alumnas estaba embarazada de 8 meses, la cosa no puede ir tan mal... ¿verdad?

3 comentarios:

Lu dijo...

"charla de sexo con niños" cuidadín, cuidadín...

En fin, parece que en todas partes libramos las mismas batallas, aunque en frentes distintos.

Anónimo dijo...

... y luego dicen que los profes no se ganan el sueldo...

Tenemos que ser consejeros, guías, orientadores, apoyos, padres, compañeros, confesores, instructores, evaluadores... Jo, qué bonito, no? ;P

Cuánta calidad humana se cuela entre tus palabras...

Un abrazo, tu seguidora Inma.

Antonio dijo...

En la última que tuve con 2º de ESO (2º de sExO) un valiente, a propósito de la higiene genital, preguntó con cierta sorna y chulería a la monitora si valía limpiar el pene con la lengua; menos mal que otro, que estaba al quite, le contestó: "hombre, si tienes la lengua suficientemente larga..."
Un saludo.