lunes, junio 08, 2009

142. Un pequeño desahogo político

No entiendo cómo no sólo no se castiga políticamente en las urnas a aquellos personajes que manejan nuestros designios y que han sido salpicados por escándalos de todo tipo (espionaje, trajes regalados, fiestas privadas con chicas de compañía que viajan con los aviones del Estado...), sino que ven cómo incrementan sus votos. ¿Se establece el todo vale? ¿No se penan los chanchullos y las corrupciones? ¿O es que ya uno no sabe qué votar y se escoge al menos malo?

(Y que no se me malinterprete, que no cargo contra la victoria del PP, sino que me sorprende que en lugares muy marcados por los escándalos no haya pasado nada, como en Madrid, donde no queda ninguna Esperanza por nada relacionado con lo público, por no hablar de Berlusconi).

Actualización del 10 de junio: ayer me encontré con este artículo que hablaba de lo mismo que mi post, explicando las posibles causas. Pinchar en la noticia.

3 comentarios:

Cristinaa dijo...

Mira que yo no sé casi nada de política (lo justo para saber de qué parte estoy y medio defenderme), pero ten algo en cuenta; me centro en España:
Si el PP gana las elecciones europeas Rajoy sigue, por lo que en España no ganará (esperemos) en España; por el contrario si el PP perdía Rajoy se iba, y podía entrar alguien como Rato, que tendría muchas posibilidades de ganar en España. Por eso muchos españoles han votao PP, o no han votado, porque eso creo que ha sido, entre otras muchas razones, tan grande la abstención (creo q ronda el 42%) y que no se ha notado todo aquello de los escándalos...!!

De Berlusconi ni hablo, porque se me puede ir la cabeza... jajaja

Un besazo

pdt: espero que nadie se moleste, pero esta es mi forma de pensar, y dentro de la educación no voy a esconderla.

Antonio dijo...

En comunidades como la mía, donde, sin salir del ámbito educativo, se apuesta por conciertos para clases medias y guetos para los humildes, el voto conservador en manos de la gente común es muy doloroso para los que vemos hacia donde conduce eso.
No me pondré trascendente...

Anónimo dijo...

La ignorancia general causada por la falta de acceso hacia los principales objetivos de cada programa político provocan resultados sorprendentes... Yo siempre he pensado que la política cada año tiene menos que ver con la vida real... Es un auténtico circo, tanto por la mayoría de los personajes como por sus estrafalarias ideas (y mentiras)...

Un abrazo, Inma.