domingo, enero 04, 2009

110. Reseñas de lecturas juveniles (I)

Después del paso por el sistema educativo, vamos a pasar al segundo tema anunciado para estas Navidades: reseñas de lecturas juveniles que he leído y sobre las que he anotado una serie de apuntes sobre ellas. Aquí van:

Barrotes de bambú. Jan Terlow. SM Gran Angular (3º, 4º ESO)

Temas: familia, drogas, personalidad, leyes, SECTAS (la importancia de razonar para no peligrar ante manipulaciones de nadie), felicidad…

Puede dar mucho juego y mantiene vivo el interés gracias a su tono policiaco, los personajes bien definidos, las situaciones realistas. Hasta el final se mantiene la intriga sin recaer en la exageración. Muy interesante, aunque el inicio es un tanto complicado al exponer casos diferentes de los que serán luego colaboradores en la investigación.

La mansión de las mil puertas. Jordi Sierra i Fabra. Planeta & Oxford (2º, 3º ESO)

Contiene tres relatos distintos: unos aventureros gemelos que entran en una misteriosa mansión de la que es imposible salir, un niño que al dormir se siente invadido por pequeños seres y una familia cuyos padres mantienen un terrible secreto que el hijo mayor conocerá. Se entremezcla la ciencia-ficción, las aventuras, el suspense, la acción, el terror… Ideal para tener varios ejemplares en biblio y hacer lecturas en grupo porque atrapan la atención y el interés.

Callejón sin salida. Gemma Lienas. SM Gran Angular/ Planeta & Oxford (actualizado) (2º / 4º ESO)

Tema: drogas, relación padres e hijos, amistad, diferencias sociales.

Novela breve (100 páginas), muy fácil de seguir, bien estructurada, con interés desde el principio al mostrarnos los diversos puntos de vista (los personajes quedan muy bien explicados y analizados). Hay que resaltar a los alumnos la ironía que destila la posdata. Muy recomendable.

El silencio del asesino. Concha López Nárvaez. Planeta & Oxford (1º ESO)

Novela ideal para la iniciación en el género de la novela policiaca: un crimen, un juicio donde hay que esclarecerlo. Bien organizada, a pesar de algún punto inverosímil o cogido por los pelos; cuenta con un final sorpresa.

Se puede plantear el tema de que no conocemos en profundidad quiénes somos, ya que solemos tratarnos con las personas sin abrirnos del todo y sin revelar nuestros sentimientos. Da pie a describir a algún compañero o decir qué pueden ocultar. Será la siguiente lectura de este curso.

Brumas de octubre. Lola González. SM (-)

Pocas veces diez años han pasado y pesado tanto. Una lectura que en su momento de publicación hubiera resultado altamente recomendable (al menos me hubiera encantado que me la hubieran mandado a mí,) ha quedado demasiado desfasada, sobre todo porque los alumnos de hoy en día difícilmente pueden identificarse con los activos y luchadores protagonistas de la obra. Para los nostálgicos del BUP.

Periodistas, búlgaros y rubias. Blanca Álvarez. Planeta & Oxford (2º ESO)

Novela floja en todos los sentidos: personajes, diálogos, escenas y trama. Dosis de acción e intriga (a través de una joven periodista que lleva el caso de la desaparición de un futbolista) y pinceladas de fútbol. Por este aspecto y por tratarse de una lectura sumamente sencilla podría gustar a los alumnos (más a los chicos), especialmente los más flojos o problemáticos.

Zonas interiores. Jordi Sierra i Fabra. Planeta & Oxford (4º ESO)

Cuatro personajes femeninos (Alejandra, Regina, Irene y Alicia) quedan encerradas en la casa de invierno de Alejandra por una tormenta de nieve. Este hecho da lugar a una serie de confidencias durante el fin de semana que conllevan un conocimiento de los aspectos más ocultos o oscuros de cada una: inseguridades; envidias respecto a una quinta amiga, Sagrario, que parece perfecta; relaciones con los chicos; la importancia del aspecto físico; cómo afrontan el futuro, el trabajo, el sexo, los estudios, a sus padres… Se alternan los puntos de vista de las cuatro chicas. Quizá el clímax del relato no está demasiado conseguido y la acción queda en un tono un tanto bajo, al contrario que en Campos de fresas.

En busca de las voces perdidas. Jordi Sierra i Fabra. Planeta & Oxford (1º ESO)

Tema: la creación del lenguaje y, en concreto, de la escritura. Tono de fábula clásica.

En un tiempo pretérito, un reino situado en las montañas ha perdido los sonidos; los recuperan y el rey encomienda a un herrero que consiga la representación escrita de las letras, con lo que tiene que partir, recorrer el mundo, vivir innumerables aventuras y llegar a la esencia de las cosas importantes. Ideal para trabajar contenidos con los alumnos (cuentos clásicos, el lenguaje, valores humanos). Una lectura hermosa y altamente recomendable por el mucho juego que puede dar, aunque veremos cómo lo reciben los alumnos. Estoy con ella, ya os contaré.

4 comentarios:

LauraConChocolate dijo...

Y que no te contrate la Fnac para hacer las reseñas de sus libros... (que por cierto, estaría fenomenal, porque te ponen tres líneas y con suerte, escritas por alguien que no se ha leído el libro)

Me ha gustado ver que muchos de esos libros los leí yo cuando tenía la edad de tus alumnos, así que... una de dos:

- O sigo siendo casi casi una adolescente, jajaja

- O hay cosas que no cambian, como los libros y los bombones de la Caja Roja, por mucho que la Caja Roja varíe de diseño, el contenido suele ser el mismo, yupiiiii.

El de "Brumas de octubre" es uno de estos libros que te digo que leí, y por lo que cuentas, supongo que hice bien en leerlo en aquella época porque ahora ha quedado desfasado, aunque si te digo la verdad, NO ME ACUERDO DE NADAAAA. Sólo que me gustó mucho y eso es lo importante.

Ya nos contarás qué acogida tiene por parte de los alumnos esta fantástica selección que has hecho.

A ver si los Reyes se portan bien contigo, cambiando de tema, jajaja.

MOLTS BESETS :)

SOMMER dijo...

Julián, sólo paso para desear que el 2009 te llene la vida de belleza.

Gracias por pasar por mi blog durante el 2008. Ojalá pueda enriquecerme con tu presencia durante el 2009.

Antonio dijo...

Gracias por las reseñas. No conocía ninguno, así que me pongo las pilas.

Missing dijo...

En mi época los alumnos teníamos que leer libros del estilo de La Celestina, La colmena, El Quijote, El árbol de la ciencia... en fin ese tipo de libros. Nada de temática de drogas, sexo o librepensamiento.

¿He sonado muy antigua? jolín Laurita, empiezo a pensar que, o bien eres realmente una yogurina o los profes valencianos eran mu modernos...

Kisses.