lunes, febrero 16, 2009

120. Criterios educativos

Mañana puede que nos visite el inspector. Se nos vende como si se tratara del coco, pero nada más lejos de la realidad. Oficialmente, viene a ver a otro departamento, pero el director nos dice que está preocupado por nuestra alta tasa de suspensos en comparación con otro instituto de la zona y más teniendo en cuenta nuestros desdobles en 1º y 2º, con lo que puede que nos haga una visita. No sé si saben que comparar no es lo más adecuado. Lo digo porque nuestro instituto no tiene nada que ver con ese otro. En nuestro centro el perfil del alumnado es el que es (más orientado a la formación profesional) y lo que no se puede pretender es que hagamos como en otros departamentos más "concienciados" con la causa, facilitando las preguntas de los exámenes para que las notas sean mejores. Nosotros no somos un centro privado. No nos guiamos por el número de aprobados como criterio de calidad educativa. Consideramos que deben existir unos mínimos y si no se llegan a ellos, no hay aprobado.

Pero parece que se tiende a considerar el fracaso escolar en términos de este calado: si no apruebas, estás contribuyendo a empeorar el sistema educativo. ¿Educar tiene algo que ver con cotejar estadísticas y gráficos? ¿Ayudamos a nuestros alumnos favoreciendo el aprobado, o por el contrario es mejor facilitar una serie de conocimientos? La cualificación de nuestros chicos tarde o temprano demostrará su poca preparación, como se ha visto reflejado en el informe PISA.

De todas maneras, como dice nuestro jefe de departamento, si el inspector viene con alguna sugerencia didáctica para mejorar las prestaciones de nuestros alumnos, bienvenido y que nos la cuente.

8 comentarios:

Flor dijo...

Si se aprueba, muy bien, pero si se suspende SE VUELVE A ESTUDIAR (o se estudia por primera vez), y punto.
Basta ya de simplificarles las cosas. Las cosas cuestan su esfuerzo y al esfuerzo HAY QUE HACERLO.

Ommmm, mejor no me altero, jeje!!

Besitos

Cristinaa dijo...

Pues estoy de acuerdo contigo... Intentan comparar demasiado cuando no puede ser comparable, ni son los mismos alumnos ni la misma forma de enseñar y aprender, por mucho que quieran NUNCA serán los mejores, basta de competiciones!! Que en vez de preocuparse por superar al otro centro se preocupen por que sus alumnos aprendan más... ¿no?

En mi centro, al menos con nosotros, los profesores ni nadie suele comparar con otros institutos [según las pruebas de diagnóstico de 3º somos el mejor, de mi centro y mi promoción, pero eso es aparte], pero sí entre unas clases y otras: pues los de letras se comportan mejor, pues los de letras se esfuerzan más, en cuanto a rendimiento académico sois mejores que los de letras, etc, etc. No es comparable ciencias con letras, porque algunas asignaturas son diferentes, y los alumnos tb!! Cómo se va a comparar latín y música con física y biología?? puff!

Un beso!

amelche dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Bastante se les facilita ya las cosas a los adolescentes como para, encima, ir regalándoles aprobados sin pegar ni chapa. (Cosa que ya pasa muchas veces, por cierto.)

"La fille mal gardée" dijo...

Di que sí. Así empezamos en Cuba y terminamos penalizando a los profesores, con una bajada del sueldo, por el número de suspensos. Importó más la cantidad que la calidad. Ahora tenemos un sin fin de graduados mediocres donde se aprecia eso que se dice: 'el alumno superó al profesor'.

Anónimo dijo...

Seguro que el inspector os va a proponer utilísimas estrategias: relización de pruebas "adaptadas", elaboración de informes para diagnosticar la realidad, resúmenes de los informes contrastando la programación del Departamento, reelaboración de la misma e informe posterior de los cambios introducidos... cuando terminéis el papeleo, allá por 2012, os dejará tranquilos... para 2009, porque los años siguientes traerán su cola. Suspendéis a muchos (como me pasa a mí) porque no hacéis diagnósticos e informes adecuados, porque no os reunís diez veces por semana. Si lo hiciérais, acabaríais tan agotados que por poner el nombre con menos de seis faltas de ortografía daríais el aprobado.

Juvenal.

Antonio dijo...

Creo que hay sectores de la sociedad que no se pueden gestionar con criterios de productividad al modo de las empresas privadas: la sanidad, el transporte, la educación, la justicia, etc. ¿Alguien se ha planteado alguna vez medir el rendimiento y la productividad del ejército, por ejemplo?
Pues eso, que en el mismo caso me veo yo, que tengo cursos en los que me dejo la piel todos los días y en los que el fracaso escolar es del 90%. Quizá si no estuvieran ahí conmigo, aprendiendo unas letras estarían por las calles delinquiendo... pero eso no se puede medir.

José Miguel Ridao dijo...

Yo no creo mucho en las buenas intenciones de los inspectores, al menos los que yo conozco. Curiosamente acabo de reflexionar en verso, con la ayuda de Bécquer, sobre el asunto. Un saludo.

Missing dijo...

Se me ocurre una estadística más fiable que los aprobados por curso para evaluar el instituto de forma global, y son los aprobados o las notas de selectividad. Ahí no hay medias tintas y los exámenes son los mismos para toda España, ahí se ven las diferencias entre unos centros y otros.
En mi instituto suspendían muchísimo, pero absolutamente todos los que íbamos a selectividad aprobábamos, y la mayoría con buenas notas.
Bueno, ya leo que el panorama laboral está... movidito.
Un beso.