miércoles, febrero 18, 2009

121. Represalias

Como si se tratara de una reacción de causa efecto, a la queja por el alto índice de suspensos ha venido a continuación el anuncio de que en lengua el año que viene habrá un profesor y medio menos (*), ya que "van a cerrar dos grupos el año que viene". Además, van a quitar los desdobles.

¿No suena esto a represalia? Creo que no hace falta ni esperar a ver si van a aplicar los mismos criterios para los departamentos de ciencias naturales, física y química, música o plástica, más afines a los planes "aprobicistas" del director. Por otra parte, me parece una medida que atenta contra los intereses de los alumnos. Si los resultados son los que son desdoblando grupos, sin ellos no sé qué puede pasar.

Subyace de fondo un descontento creciente (hemos pasado de ser considerados por algunos como los protegidos del director a ser unos malditos) a raíz de algunos "pecados" cometidos: además de suspender (es decir, no decir amén a las directrices de nuestro dictador), una compañera apuntada en el Consejo Escolar pregunta o propone medidas para mejorar el centro sin consultarle; otra compañera no le ofreció hacer el Editorial de la revista; otra pide una reducción horaria por su edad y eso, según él, supone cargar a los demás miembros del departamento de horas; nuestro jefe de departamento está proscrito...

Da igual que la nuestra sea una asignatura instrumental. Que estemos a tope de horas (y sin apenas optativas): los dos últimos del departamento (aquí me incluyo) tendremos que mudarnos de centro.

Cambiar de instituto no es el problema, no es la primera vez ni será la última; la pena es ver cómo personas que desempeñan algún tipo de cargo no están a la altura de las circunstancias (o tal vez sí; por lo visto a los directores les han subido el sueldo de forma espectacular y quizá es a cambio de acatar las directrices de nuestros políticos, que quieren mejorar el titular de prensa rebajando el número de suspensos, aunque sea una operación de maquillaje). Ver cómo no sólo no se defiende una labor desempeñada de la mejor manera posible, sino que se nos señala como culpables cuando él sí que conoce la realidad de nuestro alumnado resulta indignante.

Aunque no nos quedaremos de brazos cruzados (mirando al detalle la ley en cuanto a la obligatoriedad de los desdobles en el primer ciclo e incluso acudiendo al inspector para comunicar los abusos que se producen en el instituto), yo me veo con pie y medio fuera.

(* El medio profesor significa que habrá un profesor a media jornada, o itinerante compartiendo centro. O que el de inglés, filosofía o quien requiera de horas dará algún refuerzo o incluso alguna clase de lengua. Cuestiones de cupo)

7 comentarios:

Flor dijo...

Aiinsss, qué vergüenza!!!

Trabajar en este tipo de ambientes es realmente estresante.

Algo bueno trendrá, no?

Un besito

MEG dijo...

Y yo creía que la Lengua era una asignatura esencial en la educación...

Si se relajan los criterios de aprobado, como bien dices, aparecerán falsas estadísticas de aprobados.

Anónimo dijo...

Esto es vergonzoso... No tiene otra palabra... Ánimo, Julián. Ojalá consigáis que la voz del profesor se escuche...

Un beso, Inma.

Antonio dijo...

Cada día estoy más convencido de que todo es una estrategia dirigida. En muchos centros, por ejemplo, nadie confecciona las ACIS (adaptaciones curriculares) con arreglo a la ley. Esto supondría reconocer que hay alumnos muy por debajo del nivel académico que cursan y por tanto que requieren apoyo específico (no quitarían profesores tan a la ligera). Además, una adaptación permite que el alumno apruebe según su nivel real, con lo que esas estadísticas penosas no lo serían tanto (si bien se acumularía para los cursos superiores), y el profesorado podría así justificar la labor real en el aula.
En los grupos que tengo, un 90% de mi dedicación es para alumnos que sé que no aprobarán; pero sin duda son los que más lo necesitan. ¿Seguro que la administración piensa lo mismo que yo?

amelche dijo...

Madre mía, qué inútiles nos gobiernan.

Un profe cualquiera... dijo...

Hola, espero que no te importe, te he enlazado en mi blog. Un abrazo.
(Y no te desanimes)

Hechi dijo...

Así va la educación! si señor..