jueves, febrero 26, 2009

122. Problemas de memoria



Mi mala memoria (o mi despiste, van a régimen compartido) a veces me juega malas pasadas: anotaciones que apunto y que luego olvido (o pierdo el papel donde lo he apuntado); deberes que mando y que no recuerdo; proposiciones que me hago y que no tardo en abandonar (como el concurso de verbos que he dejado por la mitad); faltas que no sé si he justificado o no porque no he tachado las que ya tenía pasadas a limpio; fotocopias que no sé si ya he mandado hacer; fechas de exámenes que me sorprenden el día anterior... Un desastre, vaya.

Sin ir más lejos, esta misma entrada se iba a componer de dos ejemplos de mi mala memoria y aunque parezca hecho aposta, de una anécdota no me acuerdo... Así que aquí va la única que no he olvidado:

Ayer, ya fuera yo del insti, recibo la llamada de una compañera que me pregunta si había quedado con alguna madre. Al parecer, la tengo esperando desde hace una hora. A mí no me suena nada, juraría que la última cita había sido el martes, pero lo peor es que no puedo asegurarlo. Me pasé la tarde dándole vueltas, repasando mentalmente la lista de clase sin éxito, atribuyéndole la identidad de esa madre a dos o tres posibles candidatos si es que resulta que sí existía dicha cita.

Al final, resulta que la madre le "pertenecía" a un tutor de primero. La madre se ve que se confundió de nombre (le he puesto varias notas y le sonaría mi nombre). Un alivio, pero a la vez un trauma porque hasta confirmar que el error no había sido mi culpa, he necesitado de terceros. ¡Como para fiarme de mí mismo!

Espero no cometer ningún despiste ahora, que se nos echan encima las evaluaciones (en este centro todo funciona al revés y nos adelantamos un mes a las vacaciones por aquello de que salgan evaluaciones equitativas en cuanto a número de día. Otra estupidez, vaya).

(Sin novedades respecto a la reducción de plantilla, salvo nuestras consultas: al parecer está derogada en la Comunidad de Madrid la ley que obligaba a los desdobles en las materias instrumentales y por tanto estos se mantienen o se desechan según el criterio de no sé quién; así que la opción es hacer ver al director de la importancia de nuestra asignatura para que dé prioridad a nuestros desdobles antes de los de música, plástica, naturales o física y química).

12 comentarios:

Cristinaa dijo...

Jajajaja, seguro que vuelve la memoria pronto, se habrá ido de vacaciones una temporailla...!!

A tí los exámenes que has puesto te sorprenden el día anterior, pero si te sirve de consuelo hay quiénes se ponen a hacerlo al llegar a clase a la hora y el día del examen... jaja

Te recomiendo apuntarte lo más importante en la mano, y tener siempre un papel en el monedero, o la chaqueta o lo que sea que lleves siempre donde tengas apuntado lo que tienes que hacer, lo que has mandado y todo lo pendiente, por días (una agenda es demasiado grande, y terminarías por no apuntar casi nada).... :D

Un beso!

Un profe cualquiera... dijo...

Pues aunque sea un poco grande, como dice Cristina (¡¡hola!!) yo sin una agenda no puedo vivir, mi cabeza también es de poco fiar.
Un saludo.

Marian dijo...

Son tantas cosas que hay que apuntarlo todo. Yo suelo olvidar lo que no he apuntado (actividad en la que nos hemos quedado, deberes que he mandado...), así que también tiro de agenda.

laurock dijo...

¿Y no has pensado en lo felices que haces a tus alumnos cuando se te olvidan los deberes mandados? o se te olvida decir la fecha de un exámen y tenerlo que suspender para más adelante?
Jajajajaja....
AAAAaaaahh!!
Necesito vacaciones!!!
(una agenta iría muuuy bien)

Flor dijo...

Yo utilizo agenda para todo, por si acaso.
El "problemilla" es cuando me despisto un par de días y ya no me acuerdo de naaadaaaa :(

Besitos

Antonio dijo...

He intentado usar la agenda como propósito de inicio de muchos cursos y, al final, acabo siempre olvidando apuntar en ella las cosas. Prefiero el orden caótico de la (mala) memoria.

Anónimo dijo...

Como dice "mi profe cualquiera", sin mi agenda no soy persona... Supongo que hay taaantaaas cosas que apuntar siendo profe... Yo puede que sea una de las personas más despitadas en la faz de la Tierra... Espero no tener muchos problemas cuando esté dando clase...

Ánimo con lo de la reducción de plantilla...

Faithfully, Inma.

MEG dijo...

Yo también tengo mala memoria, por eso llevo dos agendas de papel y una de internet.

Por alusiones te contesto aquí (en mi blog no puedo, hay demasiados espías): la venganza se servirá en pequeñas dosis que minarán la autoestima del otr@ en alto grado, no tiene nada que ver con Bermejo, sino con alguien más cercano que me está puteando, pero yo soy paciente y no olvido ni perdono.

amelche dijo...

¡Qué fuerte que esté derogada esa ley en Madrid! Como que nosotros ahora vayamos a estudiar chino mandarín... (Por si no tuviéramos bastante con la ciudadanía en inglés...) Para encerrar a los políticos de por vida y tirar la llave a lo más profundo del océano.

LauraConChocolate dijo...

Me encanta, jajaja. Dice "de hecho esta entrada se iba a componer de dos ejemplos de mi mala memoria y de uno no me acuerdo", jajajajaja. Vamos, que has lanzado la tesis de tu mala memoria y encima la has demostrado con un ejemplo en toda regla (¿esto no es ninguna figura literaria ni nada del estilo?) Ha sido muy divertido, nos hemos quedado todos en plan "no, si no hace falta que lo jures..."

De todas formas, sobre las agendas, yo tengo una teoría: las agendas sirven para que las personas que lo recordamos todo (yoooooo, excepto cuando tengo overbooking en el cerebro, últimamente bastante a menudo...) lo apuntemos todo y sigamos recordándolo, pero las personas que tenéis mala memoria, ni siquiera os acordáis de que existen las agendas, o de mirarlas en todo caso.

Yo tengo un calendario de todo el mes donde apunto cosas, otro diario donde también apunto cosas, una agenda donde también apunto cosas, una libreta de notas, y el móvil lleno de notas recordatorias.

... Madre mía...

... acabo de darme cuenta de que estoy enferma...

(Y también tengo post-it's)

Jo...

(Y papelitos en el bolso...)

Ahí va...

(Y a veces -pocas- me anoto cosas en las manos)

¡Me voy de aquí antes de que llames a los del manicomio!

MOLTS BESETS :)

M dijo...

otro de los míos!!!. Pues ´si, yo también tengo agenda, una de bolsillo, otra en el escritorio en casa un bloc, y múltiples pos-its y papeles y muchos bolis y lápices a mano. Todo lo apunto. Luego olvido mirarlo

Suerte!!! y si das con algo que no falle , me lo cuentas porfa

M dijo...

Dios mío !!! qué cosas!!, pero alguna vez conseguiré entender como
funciona ésto de los blogs???,
pero ande ta mi respuesta???
Y como hacéis para poner este orden?