sábado, abril 18, 2009

130. La desaparición del bachillerato nocturno

El 11 de marzo salió en un diario gratuito la noticia de la supresión de seis institutos nocturnos de la Comunidad de Madrid y lo que parecía un rumor, al final acabó resultando una realidad (ver aquí). De la noche a la mañana y de golpe, varios institutos reciben el cerrojazo, sin explicación ni notificación alguna.

Parece el paso previo a la decisión tomada el año pasado en Cataluña, gobernado por socialistas, donde se ha eliminado por completo (ver aquí). Estamos rodeados, parece, porque la nota común de izquierdas y derechas es la falta de interés por la educación. Lo que no renta, no interesa, es la idea que parece subyacer. Malo es que midamos el sistema educativo en términos económicos. Peor es que aceptemos medidas de este calado con la justificación de la crisis. Pero en el caso que nos atañe, es otra gota más en el vaso de una política en favor de la concertada, de la privatización (como sufrimos también en la sanidad).

En nuestro instituto hemos iniciado una movilización a partir del Claustro anterior a las vacaciones. De momento, la primera medida ha sido recoger firmas para impedir esta medida. También se han mandado cartas a grupos políticos e intentaremos hacérsela llegar a medios de comunicación. La carta es la siguiente:

Estimados miembros de la Comunidad Educativa: alumnos, profesores, padres, además del resto de la población que no se suele dar por aludida y que sin embargo pertenece a ella, ya que la Educación somos todos:

Queremos llamar la atención sobre un hecho puntual que pone, momentáneamente, colofón a una política deseducativa destinada a prevalecer lo económico sobre lo educativo y lo social. La decisión ha sido cerrar unilateralmente y sin ningún tipo de estudio valorativo, consenso, diálogo o tan siquiera aviso un número significativo de los treinta y cuatro Bachilleratos Nocturnos de la Comunidad de Madrid.

Se trata de una medida que afecta a un número concreto de alumnos en la actualidad tomada de una manera radical sin la posibilidad de aplicarse de una forma paulatina, además de que supone el cercenamiento de una posibilidad en el porvenir lo suficientemente grave y relevante como para que al menos se publiciten los motivos.

La Comunidad Escolar no puede permitir que las Administraciones Públicas ejerzan una fuerza coercitiva sin que exista más premisa que el ahorro presupuestario. Aunque en la sociedad actual prevalezca lo económico, tenemos la obligación moral de no permitir este tipo de actuaciones que redundan en un ataque frontal a las medidas sociales que habría que fomentar. Esta clausura obedece a un fenómeno de similar calado que consiste en cerrar grupos e institutos reduciendo la oferta pública a favor de la Concertada, que no olvidemos no dejan de responder a intereses privados.

El Claustro y el Consejo Escolar del IES F. T., por unanimidad, en nombre de esta Educación Pública que año tras año ha visto cómo el presupuesto ha ido recortándose, quiere mostrar su repulsa por esta medida unilateral e impuesta y llevará a cabo una serie de medidas que comienzan a través de este escrito y que irán en aumento hasta conseguir el mínimo de ser atendidos y escuchados y se nos permita el derecho democrático y constitucional de recibir explicaciones, para que en el futuro no se produzcan más decretazos secretistas y silencio institucional como única respuesta.

7 comentarios:

Lu dijo...

Malos tiempos. Corren malos tiempos para el bachillerato nocturno. En Cataluña, la batalla ha sido dura y se han perdido muchas batallas.

¡Os deseo suerte!

LauraConChocolate dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LauraConChocolate dijo...

Así me gusta, todos (incluso la cucaracha, alias Gregorio Samsa) luchando por defender vuestros intereses.

La carta está genial (a ver si trasciende a los medios, depende un poco de las noticias que haya, sinceramente. Yo creo que esto lo mandais en agosto y aparece hasta en todas las ediciones de los informativos de TVE1, jaja) Como decía, la carta genial. Podrías haberla terminado con un grito del tipo:

"¡¡¡Puede que nos quiten los bachilleratos nocturnos, pero jamás nos quitarán... LA LIBERTAD!!!" (qué quieres, me gustó mucho Mel Gibson en Braveheart, jeje)

Ya nos irás contando cómo sigue la cosa.

MOLTS BESETS!!!

Jovekovic dijo...

Las agresiones a la escuela pública forman parte de las agresiones a lo público, dicen que lo público no es eficaz - luego lo eficaz es lo privado-. Pero es una premisa falsa, lo eficaz es una gestión honrada de los recursos.
Saludos muy cordiales desde BCN.

Anónimo dijo...

Pues sí, es una oportunidad más que se les quita, a los que luego más tarde, cuando se dan cuenta que todos no pueden ser modelo futbolista etc.,y quieran incorporarse al mundo real del trabajo cotidiado y vean que si no tienes un titulo no pueden acceder a un trabajo mejor, y entonces te arrepientes de no haber estudiado a tiempo.
Y entonces se te cierran puertas
que hasta ahora existían.
Lo digo desde el punto de vista de un alumno/a.
Pero esto tardará en verse.

Un besito, yo

Anónimo dijo...

Estoy cansada de las patadas a lo público, Juli... ¿Por qué no puede existir una educación para todos los que quieran de veras? Deberían prohibir la privada... En fin, me callo ya...

Un beso, Inma.

Carlos dijo...

Os deseo la mejor de las suertes. Por el bien de todos, incluso de los que quieren acabar con la enseñanza pública nocturna. Egoísta y generoso que es uno. Lo dicho: ¡mucha suerte!