viernes, septiembre 08, 2006

3. Cuando las caras te son extrañas

Como un niño que va por primera vez a la escuela y descubre aterrado que sus padres le han dejado solo en un sitio inhóspito y extraño, pero sin padres que te lleven de la mano y con algo más de madurez (sólo algo más...).

Como un oficinista al que le trasladan de planta, haciendo exactamente lo mismo pero separándole de sus compañeros, de su pequeño hábitat conocido y seguro.


Sé que debería hacer otra comparación para dejar la enumeración en el mínimo decente, pero no se me ocurren más ejemplos y creo que para el caso es bastante ilustrativo. La primera vez que... (nooooo, no vamos a tratar temas de programa de Lorena Berdún), siempre es difícil. Y la experiencia lo es aún más para alguien tímido como yo. Sé que debería estar acostumbrado porque es la tercera vez que me pasa, pero no...

También la situación ha sido complicada. Aún no le tengo cogido el punto a los horarios de los autobuses y pese a salir de casa a las 11:15 he llegado casi a la una y diez, así que en teoría llegaba tarde al claustro, aunque ha empezado con más retraso aún. Me he sentado en una silla y he esperado a que comenzara sin abrir la boca. No soy de los que enseguida pregunta o suelta algún comentario o entabla con facilidad una conversación. Más bien al contrario, aunque me voy soltando con el tiempo.

El claustro lo típico, aunque al principio estés más pendiente por aquello de la novedad y porque te nombran al ser nuevo. Luego ha llegado el momento de reunirse con los departamentos para decidir los grupos que querías y pedir las horas que te gustaría te dejaran libres (prefiero salir antes que entrar temprano). Poco tenía que decidir yo al tenerlo todo decidido. Aquí venía el problema: ¿dónde me meto yo? ¿En el departamento de lengua, en el de música, en el de desorientación?

Por fortuna, no he tenido que elegir. La montaña ha llegado a Mahoma, como quien dice. Primero la de música, que me ha dado a elegir entre dar 1º de la ESO o 4º (por aquello de que el programa de los mayores era más tipo música actual, música de cine, radio, etc.), pero he optado por los enanos. A los mayores sería más difícil darles el pego. Y la flauta oye, tampoco tiene que ser tan difícil (por cierto, nada de coñas con eso de tocar la flauta, que alguna ya ha habido...).

Después me han buscado las compañeras del departamento de orientación y me han llevado al departamento (de momento la distribución del instituto me resulta similar a la del anterior instituto, aunque más pequeño y sin ese olor indefinible que le caracterizaba a mi ex) y ahí he asistido atónito a... ¡la tercera guerra mundial! No me preguntéis qué ha pasado porque no me enteraba de nada. Un hombre de barba discutía acaloradamente sobre todo con dos mujeres, aunque le llevaba la contraria a todo bicho parlante. Parecía que se odiaban a muerte. La jefa de departamento (no la orientadora, algo que me ha parecido curioso) a ratos trataba de mediar y de avanzar llegando a acuerdos, que han llegado tras pegarse unos cuantos gritos y transcurrir un largo tiempo. A ratos veían mi cara de susto (yo callao como un puto muerto) y decían que en el fondo se querían mucho, pero que todos eran muy vehementes. Y yo pensando que a mí me daba igual mientras a mí no me cayera ninguna hostia...

De ahí he pasado al departamento de lengua, donde tengo dos horas de refuerzo (ah, soy tutor de nuevo del 3º div y también daré el ámbito de 4º; de hecho mi plaza es de ámbito sociolingüístico) y que serán con las que haga las prácticas (ni idea de lo que hay que hacer; creo que un curso además de una memoria; la jefa de departamento, quien me revisará las prácticas, tampoco sabía lo que había que hacer). He estado poco y al final será un refuerzo de 2º y por lo que parece, con un curso “facilito” (o si no, no lo llamarían el grupo de los bandarras...).

Y poco más. El lunes tengo que ir para alguna reunión que otra. Ya iré contando. Espero que poco a poco dejen de resultarme esas caras extrañas y vaya familiarizándome con ellas.

12 comentarios:

Istharb dijo...

No habias escuchado nunca lo de vagurria???? Bueno, ya puedes llamarles algo original a tus chicos/as, jajajajajaja

Gracias por tú comentario. La verdad es que no me "hace falta" y me apetece mucho centrarme en los estudios además de que me apetece hacer algún voluntariado, y trabajando no me da tiempo.

Por cierto, me ha dao miedo tú nuevo insti, los que deberían dar ejemplo no le dan, y así pasa luego

Suerte

Dafne dijo...

Oye, al menos ha sido un primer día divertido, con los gritos en el departamento de orientación seguro que no te aburres!!

Como cuando te vas de casa a compartir piso con extraños, como cuando pasas del instituto a la universidad, como cuando... vale, ya no se me ocurre ningún ejemplo más, ya ves que no eres el único al que se le ocurren pocos ejemplos!!

Un beso!

Nihil dijo...

Os saludo como nueva lectora de este entretenido blog que descubrí por casualidad.

Por cierto, Julii, podrías comentar en qué consiste tu 3º de diversificación?
Espero equivocarme, pero creo que puede tratarse de una mezcolanza de gremlis repetidores.

LauraConChoco dijo...

Míralo él, que le ha cogido el ritmillo a esto de bloguear y de un post al mes ha pasado a un post al día... Ya la hemos liado, ya la hemos liado...

La verdad es que me alegro, además, estas cosas hay que contarlas, jajaja. Seguro que se podría hacer una peli de terror algunos de los elementos que citas en tu post: flautas, bandarras, discusiones acaloradas en los departamentos, autobuses que llegan tarde, un profe perdido en un insituto que no conoce.... mmmmmmmmm, ¿a qué mola? ¡TRANQUI QUE EL PROTAGONISTA NO MORIRÍA, JAJA! (Cuándo sueñas que alguien muere, ¿le alargas la vida? ¿Sí? Esto... eehhh... jejeje, ya me lo agradecerás algún día :p Si es que a veces por las noches me pongo a hablar de unos temas...)

Bueno, yo te veo bastante contento y eso que sólo ha sido el primer día. Dentro de nada, todo se irá normalizando y te sentirás tan cómodo en el nuevo instituto, que dirás aquello de "oh, si es que parece que te conozca de toda la vida" ;-)

¡Un besiiitooo! Eh, no, no, MOLTS BESETS!!! (si es que aún estoy desubicada...)

Kotinussa dijo...

Consuélate pensando que no es allí donde vas a pasar el resto de tu vida. Todavía te quedan algunas vueltas por dar, jejeje.

Besos.

apinupgirl dijo...

Hola, vengo del blog de lauraconchoco, y me he reído leyendo tu post. Si no me despisto (cosa normal en mí), volveré q me gusta reirme del mal ajeno (q mala!jajajaj), no es broma, me ha gustado como escribes.
Saludos

Luis dijo...

Bueno veo que te estás adaptando muy bien al nuevo instituto, jeje!! y al blog que ya tienes links (por cierto, gracias por incluirme), he yegao un poco tarde, pq te iba a intentar explicar como se hace, pero mejor que ya lo tengas, pq no sé si lo habría hecho bien, jeje!!

Un saludo enorme

PD. No he dicho nada de la flauta, eh? que conste, jeje!!

Sonia dijo...

Pues nada, mucha suerte en esta nueva etapa con tus nuevos niños, tus nuevos compis, tu nuevo insti, tu nuevo...., lo dicho: mucha mierda!!

Besos

Meg dijo...

Reconozco ese vértigo que producen las sensaciones nuevas. Tú por tu nueva plaza y lugar de trabajo, yo porque he lanzo al mundo laboral por mí misma, me hago autónoma y no dependeré de nadie.

Me alegra ver que todo te va bien. En blogger, un secreto para subir fotos: primero las fotos y después el texto.

cieso dijo...

Eso me trae recuerdos de un amigo al que no veo desde hace lustros (más de dos) y de su primer día en el Centro de Enseñanzas Medias o como se llame ahora. También asistió a una pelea entre compañeros en aquella primera jornada, y, de hecho, durante las siguientes semanas las dos partes en liza andaron bregando por llevarselo a sus posiciones, aunque él nunca se implicó. La neutralidad le salió cara, porque al final tanto desde uno como desde otro lado le hicieron el vacío. Ejemplarizante. Espero que tengas mejor suerte este año.

Istharb dijo...

Gracias por tu comentario. La verdad es que si dimos un buen rulito, pero lo pasamos genial.

Un beso

belga_seg dijo...

Ayy pero qué timidillo es mi pequeeee :p jajajaja... creo que en estos casos (osea nuestros casos, que somos dos casos), lo que se necesita es que haya alguien que te haga reír y que te dé confianza, luego todo viene rodado... o al menos así me ha ocurrido a mí en el peri.
Me gusta mucho tu nueva casita, es más "alegre" que la anterior hijo... por lo menos tiene colorines más vistosos...
Cuando quieras te dejo que me acompañes con la flauta en los conciertos jajajajaj...
un besito, profe!
(luego te cambio el link en mi blog, que estoy perra.. y no me habías avisado de este acontecimiento tan importante en tu vida... primera mudanza... creo que tu madre debería empezar a ilusionarse con tu independencia :P)