jueves, octubre 29, 2009

169. Testigos de Jehová

Me gustaría conocer vuestra opinión sobre un tema de "incandescente" actualidad en nuestro centro por culpa de la religión (o de la secta o el fanatismo o la intransigencia fundamentalista, y siento ser tan poco parcial con el planteamiento de la situación):

A raíz de la lectura en 2º de la ESO, un grupo de alumnos, testigos de Jehová, han comunicado a sus profesores que no pueden leer El príncipe de la niebla porque sale el diablo y eso se ve que va contra su religión. Aunque mis compañeras trataron de capear la queja, alegando que no se trataba del diablo ni del demonio, sino de un personaje que encarnaba el mal, la presión de los padres ha llegado hasta el punto de que han escrito una nota para que le cambien la lectura a su hijo porque en la Biblia se alerta de los peligros del diablo.



A mí me quema la sangre, la verdad, y más cuando estamos en un sistema público y laico. Si por mí fuera -aunque habría que verme en la situación, claro, que lo último que quieres es buscarte problemas-, no transigiría y suspendería al alumno dicha lectura, nada de buscarle alternativas. Aquí no se trata de objetar, sino de cumplir con los requerimientos para aprobar la asignatura. La ley por lo visto ampara a estos alumnos, pero estamos llegando a un punto en el que vamos a poner en tela de juicio cualquier lectura si esta afecta mi percepción de lo que está bien y lo que está mal.

13 comentarios:

Cristinaa dijo...

Hay gente demasiado extremista..
A ver, que yo soy atea sin duda alguna, no estoy bautizada ni he hecho la comunión, y permito que hablen de Dios en clase o que su figura aparezca como un "ser superior" donde le de la gana; porque a pesar de todo eso soy libre de pensar realmente si lo es o si no. Además, tb disfruto de las vacaciones de Semana Santa, así que un mínimo es respetar...

Por las mismas, los cristianos (o de demás religiones) tienen que tragarse, por ejemplo, en Ciencias para el Mundo Contemporáneo que el mundo se creó a partir de una explosión llamada Big Bang y no por Dios, y ya está. Pones eso en el examen y punto. Fuera de eso puedes pensar lo que te de la gana, que para eso somos libres.
Si te lo tragas todo en esas asignaturas... ¿por qué no en un libro de lectura?
Me hierve la sangre con estos temas, y tb pasó lo mismo con Educación para la Ciudadanía..
Absurdo, y vergonzoso... pero la ley gana y se lo permite...
Un beso

Antonio dijo...

Tienes razón: alegar objeción de conciencia para un texto literario apropiado para esas edades supone pervertir el sistema y abrir brechas en las que cabe todo. Mis alumnos gitanos podrían dejar de leer novelas en las que hay relaciones antes del matrimonio, o mis alumnos musulmanes negarse a leer novelas en las que un personaje se coma un bocata de jamón o tome un vaso de vino. No se trata de atentar contra las ideas de nadie, se trata, simplemente, de cumplir con los fines educativos establecidos en los currículos.

caperucitazul dijo...

Yo tenía un alumno testigo de Jehová el año pasado; no tuvimos ningún problema con él, pero hubo algo que me sorprendió: era un alumno normal, tirando a nivel bajo, sin embargo tenía una capacidad asombrosa para la comprensión lectora, incluso de textos difíciles como los metafóricos. Al final, llegamos a la conclusión de que este alumno se pasaba todas las noches leyendo en su casa con sus padres la Biblia e interpretando sus elementos alegóricos y los fines de semana en sus reuniones, y eso le ayudaba a tener mayor capacidad de comprensión y abstracción que otros alumnos de su edad.
Pero bueno, es una anécdota. Está claro que los fanatismos nunca traen nada bueno, y los testigos de jehová, con todos mis respetos, pueden llegar a serlo y mucho.
Un saludo

istharb dijo...

Hola!!!

Pues no soy yo nada religiosa, más bien todo lo contrario, pero si a ellos les parece mal esa lectura, yo les pondría otra. La Biblia o la Torá (o como se escriba). Vamos que les pondría a conocer otras religiones. Si en algunos de estos libros hablan del diablo, pues que esa parte no se la lean y andando.

La ignorancia es atrevida, ni extremismos ni historias. Ignorantes es lo que son,sean de la religión que sean.

Eso te pasa por hacerte profe de lengua, si te hubieses hecho profe de gimnasia... jajajajajjaa

Un beso

MEG dijo...

Si no te conociera ya, te diría que te estás burlando de mi.

Esto es un caso para debatirlo con la dirección del colegio y con el consejo escolar, APA y alumnos representantes incluidos, porque me parece una auténtica bajada de pantalones dar el brazo a torcer por unas ideas religiosas cuando se está impartiendo clase en un colegio laico, en un estado laico. De verdad, es que me parece muy fuerte que se transija en algo así.

eduideas dijo...

Me parece increíble, los límites de la objeción deberían estar más claros, sobran comentarios

Merx dijo...

aquí en el pueblo, que está lleno de marroquis, le pidieron a las niñas que no llevaran el velo ese que se ponen en la cabeza (como a mi no me dejaban ir con gorras, ni gorros ni nada en el insti), así que las niñas se lo quitaban al entrar y se lo ponian al salir... pues deberian acatar las lecturas y lecciones del colegio, si quieren estudiar en uno publico, no deberian darle alternativa, o tos moros o tos cristianos...

Esther dijo...

Sin ir más lejos, un compañero del Departamento de Lengua propuso el curso pasado replantear la idoneidad de impartir El Cid en el programa de literatura de 3º ESO, dada la presencia cada vez más numerosa de alumnos marroquíes, pues se podían herir sensibilidades...
Un saludo.

Lu dijo...

Pues, no sé qué decirte. Si te contara el pitote que se montó en el primer centro en el que estuve a propósito de El guardián entre el centeno y la escena en la que el protagonista va a una casa de citas...
Solo por no volver a pasar lo de entonces, buscaría alternativas. Aunque en mi interior se me remuevan las entrañas.

Anónimo dijo...

Pues que no se lo lean. Se les pone un cero en ese trabajo y ya está. ¿Cuál es el resultado? Que no podrán sacar un diez en esa evaluación. Tampoco el peso de esa lectura en la nota final será tan grande como para que no puedan aprobar sin leer el dichoso libro. Peores serían las consecuencias de dejar entrever que son los padres los que pueden decidir qué se lee en clase o qué hay que enseñar o cómo hay que evaluar.

ram65

Anónimo dijo...

ESTIMADO PROFESOR ANTE TODO LO SALUDO,BUENO EN VERDAD COMO SERES HUMANOS SABEMOS QUE HAY MILES DE RELIGIONES Y CULTURAS LO QUE DEBERIA HACER ES RESPETAR LAS CREENCIAS DE CADA ALUMNO Y BUSCARLE UNA SOLUCION QUE LES PERMITA A USTED CUMPLIR CON SU OBJETIVO Y A LOS ALUMNOS MANTENER SU CONCIENCIA TRANQUILA SI ESTA SE VE PERTURBADA.EN ESE CASO INTERNAMENTE COMO PROFESOR TIENE LA LIBERTAD DE ESCOGER VARIAS LITERATURAS COMO SABRA HAY MUCHAS...OTRA COSA NO DEBE OLVIDAR QUE LO QUE SE LEE SE INTERNALIZA MUCHAS VECES INFLUYE EN LA MENTE Y CONDUCTA DE LAS PERSONAS,IMAGINESE LEER ACERCA DEL MAL EN JOVENES EN UNA ETAPA DE FORMACION PARTICULARMENTE NO ESTARIA DE ACUERDO POR QUE ESO LOS PUEDE ESTIMULAR A REALIZAR O PARTICIPAR EN ACTOS CONTRARIOS A LO QUE LA SOCIEDAD ACEPTA...ESA PERSONA QUE HABLO DE COLOCARLES UN CERO ES DE MENTE CERRADA,IMAGINATE QUE DIOS PENSARA ASI BUENO DE SEGURO LOS INTRANSIGENTES Y DADOS A LA RABIA, NO EXISTIERAN,DE TODAS MANERAS POR ESO ES BUENO LA COMUNICACION Y LA COMPRENSION...SUERTE.

Anónimo dijo...

¡Un "HOYGAN"! Hace tiempo que no veía uno :-)

Laurock dijo...

Uff... Yo creo que es complicado de tratar.

Aún así opinó que el colegio tiene unas normas y en la classe pones las tuyas.

La obligación es leer el libro, se lee y ya está. Y si no se quiere, claro está, no puedes evaluar esa parte.

No creo que pase nada por leer, no?
Al fin y al cabo de una lectura puedes aprender algo o no, pero rechazarla por eso, me parece demasiado.

Todo el mundo tiene que adaptarse y respetar las cosas en su medida. Tanto para los de una ideologia como para los de la otra.

O se permite todo o nada, seguro que habrá alumnos que les guste otro tipo de lectura... gente que no le guste leer... y por eso no se les perdona la lectura, no? Pero preferencias no.

Yo creo que cuando se va algún sitio, en este caso el colegio, uno ya tiene que ir mentalizado, si no, no vengas. Así de claro.


¿¿¿Cómo ha acabado al final???